Solo quedó la base de hormigón. Y ni los vecinos recuerdan a quién se había homenajeado con ese monolito que estaba en una de las plazas que rodean al monumento 20 de Febrero, en esta ciudad.

La base de hormigón, realizada en dos piezas que se ensamblan, permanece vacía, con algunos agujeros que revelan que alguien, amparado en el anonimato, se llevó lo que sostenía, probablemente una placa más que un busto. Alrededor todo es tierra, un resabio del invierno y la época de seguía que hizo desaparecer el pasto.

La fotografía la envió a El Tribuno, un vecino de la calle Tedín, José Petito, quien advirtió que desde hace bastante tiempo el monolito está vacío sin que ninguno organismo haga algo para recuperarlo.

“Se robaron la placa, no se sabe de qué homenaje y puede seguir así por mucho tiempo más, sin que nadie haga nada”, aseguró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...