Dos tercios de los rusos, tanto hombres como mujeres, sienten rechazo hacia los homosexuales, según una encuesta del prestigioso centro de investigaciones Levada, publicada ayer por la agencia Interfax.

El estudio, realizado en 45 regiones del país, indica que el 66% de los rusos (71% de hombres y 61% de mujeres) siente rechazo hacia los gays y el 60% hacia las lesbianas.

Respeto, solo el 1%

Tan solo un 1% de los rusos dijo sentir respeto por los homosexuales.

El 89% de los hombres y el 84% de las mujeres aseguraron “sentirse orgullosos de ser hombre o mujer”.

Al mismo tiempo, más de la mitad de los rusos apoyan la existencia de roles sociales que otorgan derechos y deberes distintos a los hombres y a las mujeres.

Así lo cree el 56% de los ciudadanos de este país, mientras que el 38% defiende la igualdad de sexos.

Irritan las feministas

Un tercio de la población, según la encuesta, siente irritación hacia las feministas; el 49% siente indiferencia y solo el 9% respeto.

Conocedor de estas posiciones mayoritarias, el Kremlim mantiene a raya todas las peticiones del colectivo de gays y lesbianas de organizar marchas de apoyo a su condición.

Hace pocos meses, tras de una marcha sin autorización, decenas de dirigentes homosexuales fueron a parar a la cárcel, aunque por pocos días. Eso no impidió que las organizaciones defensoras sigan haciendo su trabajo.

Es que a la dirigencia política también le importa mantener buenas relaciones con la poderosa Iglesia Ortodoxa rusa, que por supuesto rechaza la lucha por la diversidad y la igualdad de géneros.

El caso Puzzy Riot

De hecho, la afrenta que supuso que el grupo de rock Puzzy Riot haya iniciado un recital de protesta dentro de un templo ortodoxo terminó con tres de sus integrantes en la cárcel, a pesar de los pedidos de respeto por la libertad de opinión llegados desde varios países.

 Menos apoyo en Francia

El número de franceses favorables al matrimonio homosexual descendió por primera vez en diez años debido exclusivamente al cambio de opinión de los simpatizantes de la derecha, según un sondeo publicado ayer por el diario Le Parisien. A pocos días de que el Gobierno presente su proyecto de ley sobre “bodas para todos”, el 58% de los franceses aprueba las bodas entre personas del mismo sexo, cinco puntos menos que en 2011, lo que constituye la primera caída desde 2002.

Repudio del cardenal parisino

El cardenal-arzobispo de París, André Vingt-Trois, presidente de la Conferencia Episcopal francesa, consideró ayer que el matrimonio homosexual es “una superchería” y pidió que se presione a los diputados para que rechacen la ley que la semana próxima presentará el Gobierno. En su discurso de apertura de la reunión de la Conferencia Episcopal en el santuario mariano de Lourdes, en el sur del país, el cardenal consideró que la legalización de las bodas entre personas del mismo sexo y la adopción “haría tambalearse uno de los fundamentos de la sociedad e instauraría una discriminación entre los hijos”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...