El joven economista Matías Tombolini resaltó que el 8N significó una expresión “pacifica y espontánea de que la gente quiere que el Gobierno incluya en la agenda nacional temas relevantes como la inseguridad, la inflación, la celeridad de la justicia y no otros como la re-reelección de la Presidenta”.

El economista, consultor y docente universitario de la UBA accedió a la charla con El Tribuno sobre éste y los temas económicos que preocupan al ciudadano común.

Titular de la cátedra de CBC Economía y profesor de Macroeconomía en Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, Tombolini destacó que el Gobierno debe tomar nota de los resultados de esta expresión popular y no mirar para otro lado...

¿Qué lectura hace del 8N?

No me termina de quedar muy claro el centro del reclamo. Yo creo que fue una manifestación de bronca de la gente en contra de la inseguridad, pidiendo justicia, en contra de la re-reelección y pidiendo que se haga algo para que baje la tasa de inflación.

En este sentido me parece que no fue una manifestación que pueda ser capitalizada por ningún partido político. Y está bien que así sea, porque este tipo de acontecimiento es de carácter apartidario. Las palabras de la Presidenta no me parecieron acertadas, porque suponer que porque la gente se manifiesta alguien debe canalizar la protesta y armar un partido político para buscar los votos en una elección, es una manera de quitarle importancia al reclamo popular, que congregó, hay que decirlo, a mucha gente que en su momento votó por el Gobierno.

De todos modos me parece que fue una manifestación pacífica, en la que quien más quien menos elevó la protesta sobre temas que afectan a diferentes sectores de la sociedad...

También fue porque no hay una oposición fuerte en el país.

Sí, en parte. No quiero que se piense que estoy comparando el 8N con el movimiento de los Indignados en España. Sin embargo, la realidad es que después se encuentra una expresión partidaria. Sería interesante que el Gobierno tome nota de lo que significó esta manifestación popular que, reitero, tuvo una característica fundamental, como lo fue su masividad y su espontaneidad...

Me pareció que fue una demostración de bronca de la gente para insertar en la agenda nacional temas que afectan e inquietan a los ciudadanos.

¿Y sensibiliza aún más a la sociedad?

Claro, la gente quiere que se incluya en la agenda nacional temas como la inseguridad, la inflación, la justicia, entre otros. Pero no quiere saber nada de re-reelección y de otros temas como el 7D, que creo no es tan relevante para el ciudadano común. El otro gran tema relevante es el tema gremial, en el que la CGT tanto la oficial como la disidente y algunos partidos plantearán temas como la situación del mínimo no imponible sobre el impuesto a las Ganancias, entre otros.

¿Son reclamos que deben ser atendidos?

Yo creo que es una oportunidad para que el Gobierno escuche y se haga eco de estos reclamos. Además, creo que vamos a tener un 2013 con un Gobierno mucho mas activo, que reactivo. Tuvimos un 2012 con un gobierno corriendo detrás de los acontecimientos. Se anunciaba una corrida y apareció el cepo. Faltaban dólares y aparecieron las restricciones para los viajes al exterior. La administración “K” siempre tuvo reactivos. Es hora de que se cambie a una actitud pro activa, es decir anticiparse a los posibles escenarios que se van a ir planteando...

Se cumplió un año del cepo al dólar. ¿Qué opinión le merece esto?

Mi impresión es que desde el punto de vista del Gobierno el cepo cumplió altamente su objetivo, porque frenó fuertemente la fuga de divisas y de capitales. El primer semestre del año pasado la fuga superaba ampliamente los 9.500 millones de dólares y el primer semestre de este año no superó lo 4.000 millones. De modo que en ese sentido este objetivo, al Gobierno le sirvió ampliamente para disponer de los dólares necesarios para hacer frente al pago de la deuda pública y privada. Pero, además, se quiere parar con la tenencia de esa moneda.

Brasil tiene un promedio de 6 dólares por habitante y la Argentina tiene un promedio de 2.000. Es como si de un día para el otro nos dijeran no se debe comer más carne. Este tipo de medidas que no se toman en consonancia con la implementación de herramientas que permitan ahorrar en pesos sin perder el valor adquisitivo de los mismos, por eso suenan tan antipáticas. Es decir que no hay la posibilidad de invertir en pesos y empatarle a la inflación.

¿Sigue la incertidumbre financiera?

Claro, vemos que los plazos fijos han aumentado de 100 mil a 153 mil millones de dólares en cierto período del año. Esto demuestra que la gente no sabe qué hacer con los pesos, por eso el mercado inmobiliario acusa esta situación. Se paralizó la actividad inmobiliaria y la gente no sabe qué hacer son sus propiedades, cuál es el valor de referencia, qué tipo de valor de dólar tomar y cómo hacer para que sean rentables los negocios inmobiliarios. La actividad está parada por tantas propiedades que se ofrecen en alquiler.

 

Dólar oficial y dólar ilegal

 

Consultado sobre cuál es el valor real del dólar, dijo Tombolini que “muchos hablan de dólar paralelo o ilegal. Refleja el precio de un mercado donde la demanda existe pero la oferta no. Creer que el valor del dólar realmente es el valor del dólar ilegal, es un error. En ese sentido yo pongo como ejemplo cuando uno va a una cárcel y ve que los presos fuman. Eso no significa que es un maxiquiosco, es decir, está la demanda y la oferta aparece. Lo que está claro es que los presos pagan mucho mas caro los cigarrillos de lo que se paga a fuera de la cárcel. Esto se da porque, existiendo la demanda, la oferta aparece pero es mucho mas escasa. Si el dólar se liberara, el precio del ilegal tendría una brecha mucho mas corta que la que tiene hoy”.

Sobre como vendrá el 2013 el economista expresó su confianza en que el Gobierno cambie su visión de reaccionar ante los acontecimientos por la de anticiparse a los mismos. “Este año varios indicadores mostraron cierto amesetamiento o desaceleración, y el Gobierno lo único que hizo fue poner parches temporales a esas situaciones. Yo espero que se traten de buscar mecanismos actuar antes que pasen las cosas”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...