El trasportista jujeño de productos agropecuarios Fortunato Farfán (63) se quejó ayer amargamente por las vicisitudes que le está haciendo pasar, desde hace siete años, el vendedor de vehículos usados Gustavo Leandras, a quien le compró, en 2005, un camión Ford 350, cuyos papeles nunca le entregó.

El acusado fue condenado y noticia provincial recientemente, ya que fue hallado responsable por un hecho análogo.

Fortunato dijo a El Tribuno: “Hice mal en confiar en este hombre, quien se comprometió, delante de un escribano, a entregarme los papeles en menos de una semana, hecho que está documentado en el propio boleto de compraventa, pero jamás pensé en que me iba a ocurrir esto. No puedo trabajar. Y, como si fuese poco, ahora este gitano me amenaza”.

El hombre estafado agregó: “Si lo que relaté le parece poco, hace un tiempo atrás Leandras me hizo una llamativa proposición. "Si querés los papeles dame $40.000', me dijo, y luego aparecieron otros diez gitanos y me echaron a empujones del local. Ya he agotado todos los caminos formales, incluso fui a una mediación judicial, que rechacé porque Leandras propuso a cambio del camión devolverme el dinero que pagué hace más de siete años, pero en cuotas de $4.000 cada una, es realmente impresentable”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...