Un hombre de 30 años, Sebastián A., denunció haber sido víctima de un violento asalto a manos de una travesti y un agresivo sujeto. El hecho ocurrió el 30 de diciembre alrededor de la 0.40.

El hombre circulaba a bordo de su automóvil Ford Fiesta por la calle Cornejo al 100, detrás del Hogar Escuela, y estacionó a un costado para fumar un cigarrillo. En ese instante - aseguró la víctima-, repentinamente, le abrieron la puerta del lado del acompañante.

Se trataba de una travesti de tez blanca, ojos grandes, cabello negro largo y ondulado, de contextura delgada y 1,80 m de altura, aproximadamente. Vestía una musculosa brillosa y un pantalón negro. Le colocó un revólver plateado a la altura de las costillas y lo amenazó diciéndole: “¿Cómo querés que sea?, ¿por las buenas o por las malas? ­Dale, arrancá!”.

El damnificado, atemorizado, puso en marcha el vehículo. El travesti lo guiaba. Transitaron por la calle Córdoba hasta la avenida Independencia y 16 de Septiembre, donde existe un puente y un árbol con cajas de vino colgando. Allí, le hizo detener la marcha del automóvil. En ese momento apareció en escena un sujeto de tez trigueña, alto, con un corte de cabello al estilo Wachiturro y ojos saltones. Vestía una camiseta blanca, un pantalón tres cuartos deportivo y zapatillas blancas.

El individuo se acercó a la víctima y le sustrajo un celular Samsung Galaxy. El travesti continuaba amenazándolo con el revólver y tras revisarlo le sacó 180 pesos.

Otro travesti se hizo presente en el lugar portando una botella de vidrio en mano, con claras intenciones de arrojarla hacia el parabrisas del automóvil. El damnificado pudo escapar y salió rápidamente del lugar.

A la una radicó una denuncia en la comisaría 2 por el hecho.

Ante la gravedad de lo denunciado, efectivos del área de investigaciones de la comisaría 2, conformada por los sargentos Omar Barrionuevo, Jorge Flores y el cabo Matías Nieva, tras distintas averiguaciones, establecieron que un sujeto apodado como “Caco” e identificado como Franco Ezequiel Asch (20), sin domicilio fijo, fue el autor del violento asalto.

El acusado, quien posee un tatuaje en una de sus piernas con su apodo, solía operar cometiendo ilícitos junto con el travesti de identidad desconocida, en la zona del parque San Martín, el Bajo Chico y la zona roja, bajo la misma modalidad, a fin de obtener dinero para la compra de estupefacientes puesto que sufren problemas de adicción a las drogas. Posteriormente, permanecían en aguantaderos hasta saber que ya no eran buscados por la Policía.

Atrapado

Durante un operativo de vigilancia que se llevó a cabo el martes pasado, “Caco” fue observado, a las 21.30, caminando por la calle Astigueta al 600. Inmediatamente se le dio la voz de alto e intentó darse a la fuga en veloz carrera, pero no logró su cometido y fue atrapado a pocos metros. Se le secuestró un cuchillo sierrita Tramontina, una tijera y una punta de lima, armas blancas que empleaba para perpetrar los asaltos.

El mismo modus operandi

El caso está caratulado como robo calificado. Interviene el Juzgado de Instrucción Formal 5.
Pero por orden del Juzgado de Instrucción Formal 6 en feria, el doctor Gómez Diez dispuso la causa de detención para el imputado y que permanezca en Alcaidía General.
“El modus operandi que empleaban estas personas consistía en que primeramente el travesti subía al vehículo, amenazaba al conductor con un arma de fuego y lo conducía hacia un sitio donde el sospechoso aguardaba la llegada. Una vez allí lo despojaban de todas sus pertenencias. Los causantes merodeaban la zona del parque San Martín, la zona roja y el Bajo Chico en busca de víctimas”, informó a El Tribuno uno de los detectives que participó del procedimiento.


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...