El sorpresivo acuerdo entre Argentina e Irán por la causa AMIA provocó una intensa polémica dentro de la comunidad judía, controversia que aún continúa. Tanto la AMIA como la DAIA habían criticado duramente el entendimiento; sin embargo, las cosas cambiaron rápidamente. “Los familiares se mostraron satisfechos y esperanzados en que a partir de la declaración indagatoria en Teherán la causa avance”, señaló ayer Julio Schlosser. El presidente de la DAIA recibió a El Tribuno en su despacho y aseguró que “el documento no es claro”, y que el canciller Héctor Timerman se comprometió a poner sus aclaraciones “por escrito” en el memorándum. Además, sostuvo que la indagatoria en Irán se hará “con el código procesal argentino” y que “le haría mucho mal al Gobierno argentino” que las aclaraciones de Timerman no sean ciertas. “Yo supongo que Irán no los va a entregar”, concluyó.

¿Cómo caratularía el acuerdo alcanzado entre Argentina e Irán por la causa AMIA?

Lo que nosotros pretendemos únicamente es justicia para los muertos de la AMIA, y si este acuerdo nos permite que los sospechados de haber protagonizado este atentado presten declaración indagatoria, bienvenido sea. Nosotros escuchamos ayer (por el martes) a los familiares y ellos le hicieron una cantidad de preguntas importantes al canciller, que fue respondiendo una a una. Los familiares se mostraron satisfechos y esperanzados en que a partir de la declaración indagatoria que va a tomar el juez (Rodolfo) Canicoba Corral y el fiscal (Alberto) Nisman en Teherán la causa avance. Llevamos seis años con la causa detenida, no así la investigación. El fiscal sigue investigando y ha ido recolectando pruebas que revelan la participación de los imputados. Nosotros no tenemos oposición (al acuerdo). Lo único que se pretendía era que la labor de la Justicia argentina no se viera afectada por esta comisión y el canciller explicó que esta comisión simplemente va a controlar que estas declaraciones indagatorias se puedan llevar en un marco adecuado de seguridad, tanto para los imputados como para el fiscal y el juez. Esta declaración indagatoria se va a tomar con las leyes argentinas y está autorizada por la Corte Suprema en una acordada de 1993. (Héctor Timerman) también garantizó que este tipo de memorándum no hará bajar las alertas rojas. Esto es un paso adelante en la causa, no digo que sea un gran salto. El interlocutor no es el mejor que nos gustaría tener. Irán niega el Holocausto, no colaboró con la causa, tiene un plan nuclear que lo tiene en conflicto con la comunidad internacional y de lo único que habla es de la destrucción del Estado de Israel. Nosotros no elegimos el interlocutor, el interlocutor nos eligió a nosotros con la bomba.

¿Por qué matizaron tanto las críticas que habían hecho el lunes al acuerdo?

Porque el documento no es claro. El documento habla de interrogatorio. Nosotros no queremos un interrogatorio sino una declaración indagatoria en los términos procesales que nos permitan avanzar. El canciller nos explicó que lo que va a hacer el juez y el fiscal es tomar declaración indagatoria con el código procesal argentino. Hay una comisión de juristas que la llamaron “comisión de la verdad”.

El término no es el adecuado porque la verdad está en el expediente, pero es una cuestión semántica: para nosotros debería llamarse comisión de juristas. Otro planteo era si este memorándum de entendimiento significaba que Argentina baje las alertas rojas de Interpol: el canciller garantizó que estas alertas rojas no se bajan.

Otro punto que manifestamos en nuestro documento con la AMIA es sobre las funciones reales de esta comisión. Nosotros no queremos que la comisión tenga ninguna injerencia sobre la causa judicial y el canciller nos explicó que esta comisión se creó a partir de un pedido de la Argentina como una forma de garantizar la legalidad y la seguridad de los jueces y fiscales que van a tomar la indagatoria.

Si el documento no está claro, ¿por qué habría que pensar que las aclaraciones de Timerman serán tomadas por Irán con el mismo sentido?

El canciller se comprometió a volcar estas aclaraciones por escrito. Así que tenemos que partir de la buena fe del canciller. Sería una mentira muy corta porque esto se someterá al Congreso y en un mes o un mes y medio se designa la comisión de juristas y ahí pasamos a la declaración indagatoria. Le haría mucho mal al Gobierno argentino que esto no sea verdad.

Un familiar de una víctima de la AMIA comparó esta negociación con una con los nazis por el Holocausto. ¿No es contradictorio negociar con los autores del atentado?

Repito: saben todos los argentinos que el interlocutor no es el mejor; al contrario, quizás sea el peor interlocutor con el que se pueda negociar. Pero la bomba sospechamos que vino de ahí; entonces, ¿con quién podemos entablar este memorándum? Hoy no tenemos nada y llevamos 19 años. Esto abre una pequeña esperanza. Yo no digo que sea la solución. Es un camino plagado de inconvenientes pero hace seis años que están las alertas rojas y la causa no puede avanzar. Insisto: no es el interlocutor que elegimos, el interlocutor y la bomba nos eligieron a nosotros.

¿Se cedió soberanía o no?

Jamás ni la AMIA ni la DAIA hablaron de que hubo una cesión de soberanía porque esto está contemplado por la Corte Suprema. Estos días el juez Lijo viajó a Munich a tomar indagatoria a unos imputados por un delito económico. Esto pasó porque Alemania no otorgaba la extradición. A nadie se le ocurre decir que por eso Argentina cedió soberanía.

Si tras tomarles declaración indagatoria el juez ordena detener a los iraníes, ¿se podrá arrestarlos o no?

Ese es el problema. Este es el primer paso: nosotros tomamos declaración indagatoria. Vuelve Canicoba Corral y tiene diez días para dictar la prisión preventiva. Dicta la prisión preventiva y yo supongo que Irán no los va a entregar. Pero si nosotros tenemos una comisión de juristas que presenció las indagatorias va a quedar acreditado ante la comunidad internacional que Irán no entrega a los implicados. Esto le dará fuerza a nuestro país para reclamar ante tribunales internacionales y ante Naciones Unidas. Hoy es un juez argentino el que está reclamando pero si hay una comisión internacional de juristas que ve la falta de colaboración, vamos avanzando un poquito.

Timerman dijo que no debía darle explicaciones a Israel porque ningún israelí murió en la AMIA, ¿no le pareció demasiado duro?

Esto le cabe responder al Estado de Israel. El Estado de Israel es soberano y esta es una materia de política internacional sobre la que me abstengo de opinar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...