Los fuertes incidentes entre estudiantes secundarios con la policía, ocurridos el viernes, despertó otra vez el reclamo de muchos salteños que sienten que “perdieron” la plaza 9 de Julio, el corazón de la ciudad, en manos de la violencia.

Además de lo expresado por transeúntes que estaban en el lugar, las redes sociales y los medios de comunicación volvieron a ser el lugar donde la gente expresó su reclamo por el control sobre los jóvenes y por más seguridad.

El viernes, cerca de las 14 comenzaron los incidentes entre chicos de distintos colegios. La policía los separó. Luego el 9-1-1 recibió una denuncia de jóvenes que amenazaban a la gente con un cuchillo. Volvieron los efectivos, a uno le secuestraron el arma y empezaron a ser agredidos. Los disturbios se esparcieron en la plaza y veredas aledañas. Participaron unos 350 chicos, tres fueron demorados y dos efectivos golpeados.

La reacción de la gente fue sin demoras. En la web de El Tribuno el reclamo más fuerte fue por más guardia policial y las quejas contra los jóvenes, los padres y las instituciones educativas. La sensación es que los viernes la plaza es tomada por los estudiantes y con ellos se convierte en tierra de nadie.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...