Eran 26 mil, pero se sumaron otros mil. La población desocupada crece porque las políticas laborales no logran contener las expectativas, las necesidades de progreso o de salir de la pobreza y las intenciones de sumarse al mercado de trabajo. En el primer trimestre de este año, solo en la capital salteño, hubo 27 mil desempleados, unos mil más que el mismo período de 2012.

A través de un informe, en base a los nuevos datos del Indec, el economista de NOAnomics, Félix Piacentini, remarcó que “solamente cuatro jurisdicciones del país presentan tasas de desocupación de dos dígitos: Córdoba (10,8%), Salta y Paraná (10,6%) y Ushuaia (10,1%)”. Para nuestra provincia ya es una costumbre ser señalada como la tierra donde las chances se acotan para ejercer alguna actividad laboral.

Las mediciones se concentran en la capital salteña, donde el comercio, el servicio y otros rubros hacen que la falta de trabajo sea menos aguda que en el interior provincial. Desde 2011, Salta encabezó o estuvo en los primeros puestos en el ranking de desempleo.

Quedar afuera

En la publicación de NOAnomics se explica que la población económicamente activa se engrosó con 22 mil personas más entre el primer trimestre de 2012 y el primero de 2013 (de 233 a 255 mil). Así, se concluye que “20 mil pasaron a ser ocupados y mil no consiguieron empleo”.

Si se dejan de lado los valores absolutos y se analizan los indicadores, en Salta la desocupación sigue estancada. Sube o baja de acuerdo a la estacionalidad. Como existe mayor demanda de puestos a fin de año, se produce una reducción temporaria. Está claro que no se despliega una tendencia firme en la caída del desempleo, menos ahora con una economía más fría que el 2010 y 2011.

Para el primer trimestre de 2013 la tasa de desocupación fue de 10,6%, muy cerca del 11% registrado en el mismo período de 2012. Y en diciembre del año pasado se cerró con 7,2%, aunque no se puede afirmar con liviandad que creció, ya que pesa la estacionalidad.

La tasa de empleo se expandió del 37,7% al 40,8%. En su informe, Piacentini marcó que “el aumento de 3,1 puntos porcentuales se vio compensado por la suba de 3,2 puntos en la tasa de actividad”.

A media actividad

En cuanto a cantidad de trabajadores, hay un salto más notorio en aquellos que tienen una subocupación, es decir que trabajan menos de 36 horas semanales. A marzo de este año se contaron 17 mil en la ciudad, mientras que 12 meses atrás eran 14 mil.

Aunque para algunos estudiantes la subocupación les puede permitir continuar con sus estudios universitarios o terciarios, para la población más adulta implica tener salarios inferiores a los que se perciben por una jornada laboral completa.

Por arriba del promedio regional

La desocupación en Salta es casi el doble que el promedio del NOA. El índice de la región es del 6,9. Ningún distrito vecino, y con similares características económicas, supera a Salta (10,6) en desempleo. Catamarca quedó con 9,8; Tucumán, 5, 7; La Rioja, 5,6; Jujuy, 4,6, y Santiago del Estero, 4,6.

Por el enfriamiento económico, solo uno de cada 24 empresarios pensó en la creación de empleo como inversión prioritaria para el primer trimestre de este año. Así lo había concluido el informe que difundió semanas atrás la Fundación Económica y de Desarrollo Regional (Fedecar).
En marzo 2010, uno de cada cinco referentes socioeconómicos salteños tenía intenciones de sumar mano de obra, según el documento.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...