La preocupación continúa y los vecinos de Güemes no tienen paz. Los casos de cáncer y diferentes patologías graves siguen siendo denunciados por los lugareños y por habitantes de otras localidades de la región.

Paralelamente, el lunes se conoció que un grupo de científicos de diferentes países y representantes de los organismos sanitarios, convocados por la Organización Mundial de la Salud, analiza en Francia el posible efecto nocivo del uso de los celulares como así también las radiaciones que emiten las antenas. Habrá que esperar unos días para conocer la decisión de la ciencia sobre este tema que tanto aflige a la población.

En General Güemes, la protesta se inició hace un año cuando vecinos se manifestaron en contra y solicitaron la remoción de tres antenas instaladas en la ciudad porque, de acuerdo a informes médicos, son causantes de varias y mortales patologías.

Si bien la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) informó que “las radiaciones de las antenas no son nocivas”, de acuerdo con resultados de estudios realizados en toda la zona, los vecinos continúan solicitando que se utilice el “principio precautorio” y sean removidas, ya que consideran que los estudios no fueron del todo exhaustivos.

“Acá vinieron representantes de la CNC y dijeron que no pasaba nada; entonces, cómo explicamos todas las enfermedades que siguen apareciendo en toda la zona. Todavía no tenemos respuestas, estamos desconsolados”, afirmó Nora Palacios, una de las voceras del grupo afectado.

El caso llegó a la Justicia Federal adonde se elevaron presentaciones de 50 vecinos que habitan en los alrededores de las antenas, afectados por cáncer de tiroides, desprendimiento de retina y tumor de parótidas.
El intendente de Güemes, Daniel Segura, relativizó el reclamo y aseguró que el municipio está aguardando las resoluciones de la Justicia para poder concretar el traslado de las antenas.

“Es una cuestión compleja y es necesario aguardar a ver qué se resuelve. El municipio acompaña a los vecinos, y el objetivo que tiene también es lograr la reubicación de las antenas, pero todo dentro del marco de la ley”, aseguró el jefe comunal.

Los vecinos de Güemes analizan retomar medidas de acción para volver a hacer escuchar su reclamo, a la vez que voces similares se sumaron desde Campo Quijano y El Carril.

“Hace cinco años que convivimos con las antenas y no solamente tenemos miedo por las consecuencias que puedan tener las radiaciones, sino que están instaladas en plena ciudad. Además de las enfermedades que pueden causar, frente a un movimiento sísmico, como los que vivimos en 2010, las antenas representan un peligro para todos los ciudadanos”, afirmó Marcela Torres, una vecina. A su vez, recordó que hicieron presentaciones en la Municipalidad “pero no tuvimos nada concreto”, afirmó.

Los vecinos, además, aseguran que la instalación de la antena determinó la baja del precio de las propiedades de la zona, ya que “nadie quiere vivir debajo de esas peligrosas estructuras”.

Desde fines del 2011, los vecinos de El Carril manifestaron su preocupación al instalarse una antena de celulares en la localidad. 

 Con conocimiento de las manifestaciones realizadas en General Güemes, realizaron presentaciones y manifestaron su preocupación ante el municipio, con el que “mantenemos un diálogo abierto”. Pese a ello, los vecinos mantienen dudas sobre las antenas y las siguen viendo como una amenaza. “Es raro, pero todos los que viven en los alrededores de las antenas tienen alguna enfermedad y son más o menos las mismas que en General Güemes, es decir, tumores, desprendimiento de retinas, cáncer, entre otros”, comentó, afligido, un vecino de apellido Rojas.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...