Ser celíaco no es fácil de por sí y mucho menos con la creciente problemática de precios de los alimentos en el país. Quienes padecen este trastorno no pueden consumir nada que contenga trigo, avena, cebada ni centeno (TACC). Ni una cerveza, ni una pizza. Ni un saquito de té cuya bolsita tenga alguna fibra de TACC. No pueden consumir conservas, ni pueden comer fiambres comunes. Con todo, su alimentación es una cuestión de salud y es imperante que se consideren sus necesidades en cualquier canasta básica. Por eso cayó bien la noticia de que se incorporaron productos básicos para celíacos a los 500 congelados, aunque en Salta, los que saben recomiendan tomar la novedad “con pinzas”. “Se sumaron productos aptos para celíacos a los 500 precios congelados, lo cual es una muy buena noticia para los consumidores”, sostuvo el Presidente de la Unión de Consumidores de Argentina, Fernando Blanco Muiño, al anunciar que a los 500 productos congelados se han agregado una serie de productos aptos para celíacos que no lo integraban hasta ahora.

Al respecto, Guillermo Durand Cornejo, presidente de CODELCO, el Comité de Defensa al Consumidor, señaló que “se supone esta disposición tiene que aplicarse en Salta y en todo el país. Igualmente, yo de anuncios del Gobierno no me guío. Espero que esto se concrete y que los productos estén en la góndola porque de lo contrario van a ser denunciados. Por lo pronto, les pido a los celíacos salteños que no se ilusionen con estos anuncios mediáticos y vayan a ver al supermercado qué pasa con los productos que ellos necesitan para alimentarse por cuestiones rigurosas de salud”.

Blanco Muiño explicó que “es muy importante que un amplio sector social que tiene celiaquía pueda sentirse contenida en esta política pública y acceda a precios congelados de productos que, de por sí, son muy caros. Este paso dado debe completarse con la correcta señalización de los productos en góndola de modo que los consumidores puedan identificarlos rápidamente”.

En este sentido, el salteño Durand Cornejo dijo: “Sería muy justo que se cumpla y que encuentren los productos en las góndolas, si es así, festejaremos, si no es así, denunciaremos”. Y agregó: “El problema es que el Gobierno hace anuncios y luego no controla, los supermercados de acá no tienen los productos o no los ponen a la venta y no hay control. Todo es puro anuncio mediático y se hacen convenios donde hay incumplimiento de las partes, sin ningún tipo de castigo. Entonces el consumidor está siempre defraudado y desilusionado”.

Finalmente, expresó: “Acá lo único congelado es el sueldo, ya nadie les cree. Los celíacos sufren mucho la situación porque es una necesidad de salud la que tienen con los alimentos y son productos muy caros los que necesitan. Ellos no pueden optar por cualquier marca, por ejemplo. Es algo serio y nadie debería jugar con las necesidades de la gente”.

Teniendo en cuenta esta especie de avance en defensa de los verdaderos derechos de los consumidores, desde la Unión de Consumidores de Argentina reiteraron el pedido de que se revise en forma urgente la integración del listado de 500 productos dado que sólo el 28% de ellos responde a la canasta básica alimentaria, según fija el INDEC. También, que el nuevo listado garantice mínimamente todos los bienes que forman parte de la canasta básica alimentaria y de cuidado personal, con garantía permanente de stock en góndola durante todas las horas de todos los días. Que de los productos de la canasta básica, el nuevo listado oferte más de una marca y no circunscribirlo a una sola marca (como sucede ahora con el azúcar).

Menos alcohol y más frutas

Además, pidieron que se elimine un buen número de bebidas alcohólicas agregando pan, frutas, verduras, pescado; que se obligue a las cadenas de supermercados a la correcta y clara identificación de los productos en góndola facilitando la compra de todos los consumidores; y que los supermercados dispongan de listados impresos para que cada consumidor pueda conocer todos los precios y decidir su acción de compra.

“Redefiniendo el listado estamos seguros que se convertirá en una buena herramienta de lucha contra una inflación que viene deteriorando el valor adquisitivo de los salarios de todos los consumidores argentinos”, señaló el referente nacional, Blanco Muiño.

Productos que entran entre los 500

Tal vez la lista se vaya adecuando a todas las necesidades, merced a la lucha de las asociaciones de consumidores. Entre los productos para celíacos, están: galletas de maíz sabor vainilla Grandiet 100 gr ($6,35, $6,65); galletitas dulces 100 grs Grandiet ($5,99, $6,39); gelatina frutilla light x 26g ($9,65, $9,95); barrita cereal s/gluten durazno 21 gr. Yeruti ($7,50, $7,88); conitos Aglu de dulce de leche bañados en chocolate 125 gr ($20,59, $21,62); premezcla Natuzen para pan 450 gr ($22,45, $23,57); premezcla Natuzen para pizza 450 gr ($22,45, $23,57); fideos arroz Tahin con huevo 500 gr ($13,15, $13,81); palitos copetín Dimax 75 gr ($7,90, $8,30); pan rallado Dimax 250 gr ($12,75, $13,39); pepas chocolate Dimax 160 gr ($14,60, $15,33); premezcla universal Dimax 1 kg ($23,50, $24,68); marmoladas Santa María 200 gr ($13,36, $14,02); premezcla base Señor de Sipan 500 gr ($15,61, $16,39); premezcla panaderia y repostería Santa María 1 kg ($32,67, $34,30); snacks queso Kapac 100 gr ($17,00, $18,36); pasta de soja Soyana 150 gr ($15,50, $16,74); rebozador Kapac 450 gr ($30,69); cacao Kapac 500 gr ($30,50, $32,94).

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...