René Guzmán, el asaltante nacido en Acambuco, casi en el límite con Bolivia, que tuvo en vilo a la Policía durante una semana, fue recapturado por los investigadores que lo buscaban el jueves pasado y, finalmente, fue indagado por la Justicia.

El joven, de solo 21 años pero con un amplio prontuario policial, había protagonizado una espectacular fuga en las inmediaciones del río Caraparí, unos 15 kilómetros al norte de Aguaray. Fue conducido hasta allí por efectivos de la Brigada de Investigaciones de Tartagal, para que les indicara dónde había guardado parte del arsenal que usó para cometer el asalto a una playa de camiones de Santa Victoria Este. En ese hecho, se había llevado como rehén al chofer del camión, junto a otros tres cómplices, que continúan detenidos.

Tras su recaptura, fue llevado al día siguiente, acompañado por una fuerte custodia, al juzgado de Fernando Mariscal Astigueta para prestar declaración indagatoria.

La fuga

El acusado, un dirigente piquetero del valle de Acambuco y sospechoso de haber participado en, al menos, otros cuatro hechos delictivos graves, se fugó cuando era conducido por personal de la Brigada de Investigaciones hacia una zona de monte para que revelara dónde había guardado parte de las armas que utilizaba en sus fechorías. En un descuido, golpeó a sus custodios y aprovechó su conocimiento del monte para fugarse.

Tras una semana de rastrillajes por Aguaray, Acambuco, Macueta y la zona limítrofe con Bolivia, brigadistas lo localizaron en el barrio 9 de Julio, en Aguaray.

Estuvo alojado en una vivienda durante dos días, oculto y a resguardo de los investigadores.

Al respecto el comisario inspector Juan Carlos Míguez, titular de la Dirección de Investigaciones de la Policía de la Provincia, indicó a El Tribuno que “se trata de una persona que aparenta ser tranquila, pero es totalmente diferente. Tiene rápidos reflejos que casi le permiten volver a escapar. Afortunadamente, los efectivos habían rodeado la vivienda para capturarlo. Durante el operativo Guzmán se encontraba en el patio de la casa, cuando escuchó ruidos extraños. Entonces reaccionó y de un brinco pasó sobre una cerca de madera hacia un domicilio contiguo, donde lo estaban esperando los brigadistas”.

Tenía asistencia

Míguez, quien se encontraba al momento de la captura en Tartagal, en el marco de las investigaciones por la causa de los narcopolicías, reveló que el detenido, desde que se fugó “había recorrido toda la zona boscosa. Pero algunos lugareños colaboraron con la investigación y así pudimos seguirle los pasos y dar con el lugar donde se encontraba”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...