De los 74 mil desempleados que el Indec midió en las seis principales ciudades del NOA, Salta concentra el 36% (27.000 personas). Los indicadores y la cantidad de desocupados dejan en evidencia que el desempleo en Salta tiene mayor peso que en las jurisdicciones vecinas.

Así, la provincia de Tucumán agrupa el 28% de los desocupados en la región, en tanto que Catamarca el 12%, Santiago del Estero el 9%, La Rioja el 5% y Jujuy el 8%.

De un total de 997.000 trabajadores que habitan en el NOA, la población salteña concentra apenas el 23% y ostenta el 36% de desocupados de la zona. Mientras, los tucumanos que trabajan representan el 34% del total del trabajadores del noroeste y los jujeños el 12%.

Puertas adentro, en lo que respecta a Salta, alrededor de 27.000 salteños capitalinos se encuentran actualmente sin trabajo, hecho que la posiciona a la cabeza del resto, con una tasa de desempleo del 10,6%. Le siguen Catamarca (9,8%), Tucumán (5,7%), La Rioja (5,6%), Jujuy (4,6%) y Santiago del Estero (4,6%).

Varias explicaciones intentan justificar los motivos por los que la tasa de desocupación no baja en esta provincia. Uno de los principales factores es el que se refiere la cantidad de personas que año por año se incorporan, en calidad de demandantes, al mercado de trabajo.

Entre el primer trimestre de 2012 y el mismo período de este año, la Población Económicamente Activa (PEA), que se refiere a todas las personas que están en condiciones de trabajar, pasó de 233.000 a 255.000. Entre ambos períodos, la mayoría de los que se incorporaron consiguieron un empleo, pero igualmente, la tasa sigue alta.

El desfasaje entre la oferta de puestos de trabajo y la demanda es amplio, motivo por el que se dificulta disminuir este indicador.

Entre los demandantes, la mayoría son jóvenes que no logran insertarse al mercado. El 40% de la demanda se ubica en la franja etaria comprendida entre aquellos que tienen de 18 a 29 años.
Otra explicación sobre el alto desempleo apunta a que, dado el contexto económico social, cada vez son más las personas que tienen que salir a trabajar.

Entre el último cuatrimestre de 2012 y el primero de 2013, se observa que la tasa de desocupación creció en tres puntos.

En diálogo con El Tribuno, el economista Félix Piacentini, explicó que “si bien la tasa de desempleo es la más alta en el Noa, hay que considerar que la cantidad de personas que por año comienzan a buscar empleo es alta. Mientras la economía se mantenga activa, cada vez más gente saldrá a buscar trabajo”.

Por su parte, el sociólogo Alberto Noé encuentra una justificación a la alta demanda en que “cada vez más gente joven sale a buscar un empleo para subsistir. Mucho no interesa qué tipo de trabajo, lo que les importa es tener un ingreso para vivir”. No obstante, Noé hace hincapié en que “no hay un mercado de trabajo bien constituido. A Salta le falta industrialización y eso es evidente por la cantidad de mano de obra disponible”.

La estructura productiva en Salta no tiene ni el tamaño ni la fuerza suficiente para corregir el índice de desocupación. El Estado provincial no tiene capacidad para implementar ese cambio sin ayuda de Nación.
“Influye el hecho de que no tengamos una estructura industrial grande y sólida”, añadió Piacentini.

Trabajo informal

El índice de trabajo informal es otra variable preocupante. Salta se ubica, también, entre las provincias con mayor trabajo informal.

Conforme al trabajo elaborado por el Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico de la Unsa (Ielde), el índice de empleo no registrado alcanza el 45% en Salta, lo que ubica a la provincia en el puesto número dos en todo el país, después de Santiago del Estero.

En cuanto a insatisfacción laboral, el mismo estudio posiciona a Salta en el primer lugar, también a nivel país, con un 29% de trabajadores insatisfechos. Destaca que el 45% de los asalariados salteños no se encuentran cubiertos por el sistema de seguridad social.

Cayó un 9 % el empleo
en el sector del campo


Por efecto de la sequía, la consultora Noanomics, informó que se registra una caída del 9% en el empleo regis-trado dentro del sector rural. “Se trata del sector que más empleo registrado tiene en Salta”, explicó a este medio, Félix Piacentini, representante de Noanomics.

Los efectos de la sequía eran esperables en virtud de la alerta que los productores realizaron en varias
oportunidades. Con una pérdida estimada en $2.130 millones, las consecuencias fueron notables.

El vicepresidente de la Sociedad Rural, Ignacio Lupión, ya lo había advertido cuando las quejas de los productores comenzaron a apurar la lenta burocracia del Ejecutivo. Adelantó que muchos productores no van a
contratar personal ante la imposibilidad de afrontar el pago de sueldos.

Ahora, la helada

Para empeorar el panorama, hace pocas semanas las heladas en el norte de la provincia arruinaron gran parte
de los cultivos de hortalizas y frutas. Con pérdidas que alcanzan los $535 millones, se registraron daños en
13.910 hectáreas.

Esto podría ocasionar la pérdida de 5.000 puestos de trabajo, según ade-lantaron productores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...