Una mujer canjeó a su hija por un freezer, en un episodio que conmueve a la localidad de Bernal Oeste. La menor tiene sólo 11 años y el que la “compró” abusaba sexualmente de ella y la explotaba obligándola a trabajar como una esclava en un taller clandestino.
El drama de la nena comenzó en octubre del año pasado, cuando su mamá, Pabla Cesarina Monzón Aldana, viajó hacia Paraguay a buscarla. Ambas regresaron al país para instalarse en Villa Itatí, uno de los asentamientos más grandes del partido de Quilmes.

La mujer le pidió a su hija que trabajara, porque su papá estaba enfermo y ella necesitaba algo más de dinero para mantener la familia compuesta por sus hermanos trillizos. La situación de la menor se fue agravando cuando Pabla decidió utilizarla como moneda de intercambio. Así fue como, por un freezer y otros mercancías, vendió a la niña a un vecino. El sujeto, de 30 años, había “adoptado” a la chica como su pareja, abusando de ella y también obligándola a trabajar en una fábrica clandestina de ollas de aluminio.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...