Las protestas policiales en reclamo de mejoras salariales se extienden por distintas provincias argentinas. Ahora se sumaron efectivos de Buenos Aires y Chaco. La protesta en Resistencia coincidió con la visita del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, a su tierra.

Efectivos de la Policía de Buenos Aires protestaban hoy en La Plata en reclamo de mejoras salariales y laborales, hecho que afectó el servicio de Infantería en el partido entre Estudiantes y Tigre, aunque afirmaron que no dejarán de cumplir sus funciones de seguridad.

Se trata de unos 100 agentes que estaban fuera de servicio, y que llegaron junto a sus familias hasta el cuartel ubicado sobre las calles 59 y 115, donde impidieron la salida de efectivos hacia el Estadio Ciudad de La Plata.

Nicolás Masi, secretario general del llamado Sindicato de Policías de la provincia de Buenos Aires (SIPOBA), una entidad no reconocida legalmente, explicó a DyN que los uniformados reclaman un salario mínimo de 12.500 pesos de bolsillo, además de otras mejoras en las condiciones laborales.

De todas formas, el policía descartó que se trate de un autoacuartelamiento o una toma del lugar, tal como ocurrió cuando el gobierno provincial intentó expulsar de la fuerza a tres efectivos luego de los incidentes en la Casa de Gobierno durante la asunción del segundo mandato de Daniel Scioli.

‘Los que están acá son los que no están de servicio, no hay abandono de tareas, no lo vamos a hacer nunca porque nuestro deber es brindar seguridad‘, explicó Masi.

En ese sentido, además del reclamo de aumento, señaló que se necesita la incorporación ‘urgente‘ de nuevos efectivos porque, aseguró, ‘40 mil policías están haciendo el trabajo de 100 mil‘.

En Chaco

Empresas de transporte público de pasajeros del Chaco resolvieron esta tarde suspender el servicio en la ciudad de Resistencia, debido a la protesta policial que efectivos iniciaron en la Comisaría primera.

La medida fue dispuesta hasta que no haya una guardia mínima de policías en la ciudad, mientras el secretario de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) local, Raúl Abraham, anunció que se reunirá con los empresarios para analizar la situación. Además piden un sueldo promedio de 12 mil pesos.

En tanto, según informa el Diario Norte, la mayoría de los comercios que abrieron el domingo decidieron cerrar sus puertas ante el temor de que la protesta policial pueda incentivar saqueos e incidentes.

Lo que comenzó en el comisaría primera, tuvo su efecto contagio en las comisarías Quinta, Décima, y Séptima. Y aseguran que la protesta tiene ecos en otros puntos del interior, aunque aún no existe confirmación al respecto, informó Diario Norte.

En el Gobierno reconocen preocupación por el cuadro de situación y, aunque aún no emiten información oficial, sólo aceptan que las autoridades provinciales están reunidas aunque tampoco dejan trascender quienes participan de la ronda de análisis, reseñó el medio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...