Con las temperaturas que hay, es necesario tener a mano bebidas que puedan aplacar un poco la sensación de bochorno, al mismo tiempo que nos hidraten. El café con hielo es una excelente bebida que ayudará a refrescar en los momentos con temperaturas más altas, además su elaboración no costará mucho dinero ni tiempo. El café es una bebida que prácticamente no tiene ningún aporte calórico pero que se destaca por su contenido en cafeína. La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central y puede potenciar el estado de alerta. Por este motivo, se recomienda un consumo moderado de cafeína de cómo máximo 300 miligramos, valor que equivale a tres tazas de café al día. 

Un café helado

Quizá el más sencillo sea el café normal, el de toda la vida, aderezado con una bola de helado. Para ello se necesitará, media taza de café templado, un vaso de hielo picado, azúcar, una bola de helado de vainilla y una copa ancha.
Un buen café con hielo es simple. Primero se hace un pocillo a gusto, se endulza y deja entibiar. Luego se lo coloca en una copa ancha con hielo picado. Después se le pone una bola de helado, mejor de vainilla. Helado de leche también queda muy bien con el café. O el clásico chocolate. Se coloca la bola de helado sobre el café con hielo y ya estará terminada la bebida refrescante del verano.
También existe el mito de que tomar algo caliente, ayuda a bajar el calor corporal. A eso, ¡hay que probarlo!

Los datos

  • Entre los beneficios del café debemos mencionar a los “polifenoles”, por sus propiedades antioxidantes.
  • El café incorpora niacina, nutriente importante para la reparación del ADN, el metabolismo y el crecimiento. 
  • Los oligoelementos, que son componentes cuyos efectos e importancia son fundamentales para nuestra salud.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...