Vélez Sarsfield logró ayer el octavo título de su historia, al conquistar anticipadamente el torneo Clausura 2011, tras vencer como visitante por 2-0 a Huracán, en el encuentro a puertas cerradas que jugaron por la penúltima fecha en el Tomás Ducó.
Pero el plantel velezano tuvo que esperar casi cuatro horas para festejar, ya que faltaba que jugara Lanús, su único escolta. Y tenía que perder, tal como ocurrió, para sellar la historia. Por eso, Vélez con su victoria llegó a 36 puntos, cuatro más que Lanús, cuando quedan apenas tres en juego.
Por su parte, Huracán sigue en zona de promoción y en la última fecha está obligado a ganarle a Independiente y esperar otros resultados favorables para no descender.
Los goles del conjunto de Liniers, que no jugó un gran partido pero hizo prevalecer la mayor jerarquía de su plantel, fueron anotados en el segundo tiempo por Santiago Silva, a los 6 minutos, y David Ramírez, de tiro penal, a los 47’. En este período, el árbitro Juan Pablo Pompei expulsó sobre la media hora a Facundo Quiroga, de Huracán, y a Sebastián Domínguez, de Vélez.
Lo mejor del equipo dirigido por Ricardo Gareca se vio en los primeros diez minutos, cuando Ricardo Alvarez desbordó por el sector izquierdo defendido por Rodrigo Lemos. Sin embargo, solo hubo tres aproximaciones de la visita, a los 8, 9 y 10 minutos, con centros de ese costado que los delanteros no lograron cristalizar en el medio del área.
El comienzo del segundo tiempo no pudo ser mejor para los dirigidos por Gareca, ya que a los seis minutos se colocaron en ventaja cuando Emiliano Papa ejecutó un córner desde la izquierda, el arquero Monzón salió mal y el uruguayo Silva, con un cabezazo abrió el marcador.
Huracán sintió el impacto y a partir de entonces fue toda impotencia. Y ya en tiempo de descuento, Matías Quiroga le cometió penal a Alvarez y Ramírez, con un remate a media altura, decretó el histórico 2-0.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...