La necesidad de diseñar un plan de estabilización que no haga inútil la devaluación, debe ser considerada por el Gobierno

Félix Piacentini, economista, ha tenido una mirada analítica de observaciones al actual modelo económico.

Recientemente escribió en un artículo periodístico que “en realidad ha prevalecido la visión más dirigista e intervencionista (de la economía)”.

Y así sostuvo que “si ese cálculo incluye la inflación de dos dígitos que padecemos y el nivel de seguridad jurídica que tenemos, en realidad los empresarios no debieran preocuparse porque la rentabilidad razonable tendría que ser altísima”.

Al opinar a El Tribuno a propósito de la febril jornada cambiaria de la víspera, aseguró que “No se entiende la política cambiaria del Gobierno”, “Si no se genera un clima para estabilizar la economía no se podrá recepcionar inversiones.Es difícil traer dólares en este escenario”, sostuvo el titular de la consultora NOAnomics.

“Si el Gobierno toma aislada la devaluación como ahora, no está asegurando que el alza del dólar no quede diluída y resultará todo peor, que antes de la devaluación”, agregó.

La certidumbre

Ante una pregunta, Piacentini dijo en su análisis económico que es imprescindible estabilizar la moneda.

En las distintas variantes que señaló como algunas premisas necesarias para llegar a la certidumbre, citó entre otras, a la estabilidad monetaria, la estabilidad macroeconómica y la formulación de las reglas de juego claras.

Explicó en sus respuestas que un punto crítico de la actual economía es la falta de contención del gasto público y lo que le cuesta al Estado atender sus asuntos se está financiando con emisión de moneda.

“El gasto público que se hace con emisión no ayuda a los sectores económicos, entre ellos a los ahorristas”, acotó.

Recordó el economista que en el sistema financiero argentino aún permanecen calzados 7.000 millones de dólares y “esos ahorristas, necesitan reglas claras de juego”.

Contextualizó el problema de la inflación y la devaluación en el marco de la preocupación de la gente.

“La baja de los salarios junto al problema de los precios, no generan el clima necesario de estabilidad”, reiteró.

El CEO de Shell en la mira

El Gobierno asegura que la devaluación del peso no es su responsabilidad sino resultado del juego de la oferta y la demanda en el mercado de cambios.

No obstante eso, sigue con atención las distintas operaciones que se concretan en un contexto de fuerte suba del dólar oficial.

Puntualmente, fuentes oficiales aseguraron a ámbito.com que la disparada que este jueves registró el dólar oficial “se debió a una fuerte compra que realizó el presidente de la petrolera Shell”, Juan José Aranguren.

Según estas mismas fuentes, el Gobierno analiza una operaciones que realizó el empresario a las 12.20, mediante la que compró US$ 3,5 millones. Lo llamativo es que la operación la hizo cuando la divisa cotizaba $ 7,14 en el banco HSBC pero el empresario ofertó por $ 8,40 haciendo elevar la cotización.

En el Gobierno dicen que ven detrás de la compra de Aranguren una intención de provocar una fuerte devaluación del peso, por lo que investigan los motivos por lo que realizó esa compra.

El enfrentamiento entre el titular de Shell y la Casa Rosada es de vieja data, en la que ambas partes mantienen una relación de permanente tensión con críticas. Con esta acusación que ahora realiza el Gobierno se suma un nuevo capítulo en esta pelea.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...