Luego de que se diera a conocer públicamente la denuncia de cinco mujeres que acusan a un entrenador de taekwondo, de abusar sexualmente de sus hijas, se supo que dos de ellas declararán en Cámara Gesell, durante la jornada del martes.

El hombre está detenido desde hace varias semanas, luego de que cinco madres formalicen la acusación en la comisaría 5, porque una de ellas confesó los abusos cuando su mamá le leía un libro sobre educación sexual que le dieron en la escuela.

Tras la noticia las mujeres se reunieron e increparon al profesor que les aseguró ser inocente, expresando que querían desprestigiarlo pero no lo iban a lograr.

Las acusaciones están divididas entre la Fiscalía de Violencia de Género 1 y la de Graves Atentados Contra las Personas. En esta última declararán las niñas de 10 y 12 años, quienes aseguran que fueron víctimas de manoseos y violaciones por parte del profesor, cuando este mantenía una relación amorosa con su madre.

Ambas confesaron los abusos cuando su mamá las interrogó minuciosamente al enterarse de las denuncias en contra del profesor, que en ese momento era su pareja. Al enterarse la noticia no dudó en acusarlo.

Por otro lado, en la jornada de ayer Javier declaró ante el fiscal Barrionuevo junto a su defensor oficial. El Tribuno intentó obtener la identidad del abogado, pero no fue posible.

En tanto que el querellante Santiago Pedroza expresó que: “Esperamos que la menores puedan declarar y se realicen todas las diligencias. Luego vamos a pedir informes a todos los clubes y demás instituciones donde este hombre se desempeño como profesor, ya que sospechamos que existen más casos”.

Los relatos fueron desgarradores

Una de las madres que denunció al entrenador de artes marciales contó por menores de los retalos de su hija a El Tribuno.

“Yo me enteré de la situación cuando otra mamá me advirtió lo que estaba pasando. No lo podía creer, así que fui y hable con mi nena de siete años. Ella me dijo que su "profe" nunca la había manoseado, pero que sí la había besado. Denuncié la situación sin dudarlo. Con mi exmarido lo increpamos y el negó todo, también nos amenazó”.

“Ahora atando cabos -continuó- recuerdo que muchas veces ví a varias nenas salir del baño de varones, a pesar de que eso me sorprendió no le presté atención, después supimos que fue ahí donde este hombre cometía los abusos”.

No pertenecía al staff del Legado

Luego de que se hiciese pública la acusación de cinco madres hacia el entrenador de artes marciales por abuso sexual, el secretario de deportes Federico Abud, expresó en distintos medios que el sospechoso no pertenecía al staff de profesores del Legado Gemes.

“Hace un tiempo que se lo desvinculó de cualquier actividad dentro de lo que es el Legado Gemes, nunca fue parte de lo que es el staff de profesores. Durante un tiempo estuvo dando clases de la actividad que el hace en un espacio de un gimnasio que nos había solicitado”.

“Por motivos que nada tienen que ver con lo que se lo acusa, le terminamos redimiendo su permiso por problemas de horario”, contó.

Educación sexual: una alarma y un escudo protector para los chicos, por Laura Alvarez Chamale

Por segunda vez en un año este diario toma conocimiento de que niñas abusadas sexualmente, comprenden la dimensión de ese hecho al leer junto a sus mamás, bibliografía sobre Educación Sexual. Tanta ingenuidad vulnerada a diario por infames, la mayoría de las veces parientes de las víctimas o personas muy cercanas a ellas, como es en este caso, quizá podría prevenirse si la sociedad se agarrara fuerte de las manos de la Educación Sexual. Sin embargo, el sistema educativo salteño se muestra prácticamente indiferente a la Ley de Educación Sexual Integral.

Cuanto antes el niño maneje información sobre sexualidad, mejor podrá protegerse de posibles abusos. También aprenderá a discernir entre lo adecuado y lo abusivo del trato de otras personas. La información actuará como un escudo y una alarma.

Resulta impostergable que a partir del Nivel Inicial se transmitan contenidos que desnaturalicen prejuicios, roles estancados, heteronormatividad, misoginia, homofobia y machismo. Duele pensar que los adolescentes han transitado la escuela secundaria con muy poca reflexión sobre los estereotipos de género que obstaculizan el amor, el cuidado, el respeto y que generan asimetrías y violencia. Ellos han perdido una oportunidad que ya no tendrán. Por eso hay que llegar antes. Dejar de perder el tiempo.

Mientras los días pasan, niños y niñas sufren cada hora abusos consternantes que truncan sus vidas, y siguen saliendo de las escuelas chicos que vivirán noviazgos violentos, celos enfermizos, enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados y coerción. Entiendo que la educación sexual no es una cura mágica, pero sí es una llave maestra que abre las puertas de la libertad, la autonomía y la salud de las personas.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...