Un adolescente de 15 años que llevaba estupefacientes para comercializarlos en el colegio a donde asiste como alumno regular fue detenido el jueves por la noche por efectivos de la división de Drogas Peligrosas de San José de Metán. El procedimiento fue el resultado de una serie de pesquisas que incluyeron tareas de vigilancia y seguimiento del sospechoso.

Los investigadores interceptaron al menor alrededor de las 20 en la esquina de la calle Sirio Libanés y la avenida Mitre, antes de que ingresara a la escuela de Comercio José Manuel Estrada, a la que asiste en el turno vespertino. La Policía informó que el chico posee antecedentes por tenencia de drogas. Los sospechosos movimientos del adolescente fueron determinantes para que los agentes antinarcóticos resolvieran detenerlo y al efectuarse la requisa de sus pertenencias encontraron la marihuana.

El chico iba con sus carpetas y otros útiles al establecimiento cuando fue sorprendido. En la requisa los policías le secuestraron 14 porros y 12 gramos de picadura de marihuana que llevaba en un envoltorio. Los porros estaban guardados en el interior de una caja de cigarrillos para ser comercializados entre los estudiantes de la institución, según habría reconocido. Con el resto de la marihuana iba a armar otras 20 dosis con el mismo objetivo.

“Teníamos conocimiento de la maniobra que estaba desarrollando el adolescente para vender estupefacientes en el interior del colegio secundario al que concurre. Por suerte hemos podido terminar con sus andanzas y evitar que muchos estudiantes sigan consumiendo estupefacientes”, destacó uno de los investigadores de la división de Drogas Peligrosas.

El menor quedó detenido a disposición del juez de Menores, Sebastián Fucho. El magistrado dispuso una serie de medidas tendientes a determinar quién o quienes son las personas que le proveían la droga al adolescente para que éste la comercializara en el colegio. Lo que se sospecha es que las personas que explotan este vil negocio utilizarían la misma metodología con estudiantes de otros establecimiento educacionales de la ciudad para comerciar la droga. Se sabe que las investigaciones están orientadas en ese sentido y que lo del chico detenido el martes es solo la punta del iceberg.

Preocupados

La comunidad educativa de la escuela de Comercio Estrada manifestó su preocupación por el flagelo de la drogadicción que afecta a muchos jóvenes de la ciudad del sur provincial. “Estamos alertas y trabajando fuertemente en la tarea de prevención. Por eso abordamos permanentemente la problemática, con la colaboración de la Policía de la provincia dictó un taller con especialistas en drogas con el propósito de que los chicos tomen conciencia del peligro que significa para la salud de las personas el consumo de estupefacientes”, señaló la vicedirectora de la institución, Sonia Villa.

Las autoridades educativas tomaron conocimiento por este medio del procedimiento antidroga en el que se vio involucrado un alumno de ese colegio. “Esto nos preocupa mucho. Por eso toda nuestra comunidad educativa está comprometida en colaborar en todo lo que sea necesario para combatir este flagelo”. Villa sostuvo que “este es un problema de toda la comunidad, por eso debemos trabajar en conjunto familiares, docentes y autoridades para enfrentarlo”. En ese sentido, la docente consideró necesaria una tarea de concientización y el dictado de charlas con especialistas en la materia. “No nos podemos quedar callados por que nadie está exento de este problema”, sentenció.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...