Néstor Corregidor, de 37 años, es una persona con discapacidad motora que afecta a sus miembros inferiores. Su vida transcurrió en una silla de ruedas o gateando, como él mismo define a su movimiento de traslación. “En mi casa me movilizo como lo hace un bebé y no me da vergüenza decirlo, porque así lo hice desde niño. La silla de rueda me ayuda cuando salgo a vender cosas para ganarme la vida”, expresó con total naturalidad.

Actualmente su vieja silla está en mal estado, lo que dificulta su movilidad. Debido al gran empuje y las ganas de vivir que tiene Néstor, docentes y alumnos de la EET 3.102 decidieron que es la persona ideal para contar con un triciclo motorizado, cuyo modelo fue ideado y construido por ellos en el año 2.012.

Se trata de una silla de ruedas común, a la cual se le adaptó una tercer rueda con un motor eléctrico y un manubrio con freno y acelerador. Esta rueda es desmontable por lo que en cuestión de segundos vuelve a ser una silla de ruedas.

Al tratarse de ruedas similares a las de una bicicleta todo terreno, se desplaza con total facilidad por cualquier tipo de calle, sube veredas y alcanza un velocidad de hasta 45 km por hora.

El prototipo ganó la Feria de las Ciencias a nivel provincial en el 2.012 y se presentó en Tecnópolis. Su costo ronda los $ 7.500. “Parece costosa, pero no es así, si tomamos en cuenta lo que cuesta una silla de ruedas eléctrica, que se importan ya que aquí no se fabrican. Su valor es muy inferior, las otras rondan los $ 23.000, además no pueden circular en calles empedradas o subir a las aceras”, expresó el profesor Rubén Gramajo quién estuvo al frente del proyecto.

Néstor tendrá su triciclo gracias a un trabajo conjunto entre la municipalidad que se hará cargo de los gastos que demande y un equipo de alumnos y profesores de la EET 3.102 que donarán la mano de obra. “Calculamos que en un mes y medio ya estará lista, el trabajo se realizará durante las horas profesionalidad que deben cumplir profesores y alumnos”, finalizó el profesor Fermín Chosco como director de la institución educativa.

Para poder movilizarse, mientras su antigua silla de ruedas se transforma en un triciclo eléctrico, la Municipalidad de General Güemes le hizo entrega de una nueva. “Estoy agradecido y emocionado, voy a esperar con ansias los resultados”, dijo Néstor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...