Horas antes del inicio del partido entre la Argentina y Bosnia, una entrada se ofrecía en Río a unos $19.000 (5.000 reales). Los revendedores, en su mayoría brasileños, se mostraban inquietos frente a los miles de argentinos que circulaban bajo el sol sobre la Avenida Atlántica, muchos de ellos con el deseo de conseguir un ticket. 

Y mientras esperaban cantaban el hit del momento, con melodía de Bad Moon Rising, de Creedence, que dice así: “Brasil, decime qué se siente tener en casa a tu papá... / Te juro que aunque pasen los años, / nunca nos vamos a olvidar... / Que Diego los gambeteó, el Cani los vacunó, / están llorando desde Italia hasta hoy... / A Messi lo vas a ver, la Copa nos va a traer, / Maradona es más grande que Pelé”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...