Un empresario tartagalense, identificado como Ariel Gustavo Zuloaga (38), fue muy mal tratado por dos travestis a los que, generosamente, invitó a su casa a seguir ingiriendo bebidas espirituosas a la salida del boliche Ashanti de la ciudad norteña, porque una vez que el hombre se entregó al sueño, le robaron la camioneta Ford Ranger 4x4 de su propiedad.

Zuloaga se presentó el 13 del corriente, en horas de la mañana, a formalizar la denuncia por el robo pero dijo desconocer quiénes podrían ser los causantes. La Brigada de Investigaciones 4 se hizo cargo de las pesquisas y sus sabuesos averiguaron que la víctima había estado la madrugada anterior bailando frenéticamente en un boliche con dos hombres disfrazados de mujeres, con vestidos escotados, calzas, zapatos de taco aguja y con el rostro parcialmente cubierto con antifaces multicolores y sus cuellos adornados con boas de plumas.

Siguiendo con las pesquisas, los detectives establecieron que los transformistas eran vastamente conocidos en el ambiente prostibulario local y que se hacían llamar “Loaisa de fuego” y “Violeta mimosa”. Del primero determinaron que su nombre real es Luis Javier Campos (21), aunque los datos filiatorios del otro siguen siendo un misterio ya que no sería oriundo de Tartagal.

Los policías concurrieron al domicilio de “Loaisa de fuego”, hablaron con su mamá, quien dijo que, efectivamente, su hijo/a había ido en horas de la madrugada a buscar un par de jeans, que estaba borracho/a, como cuba, y que había vuelto a salir para treparse en la camioneta de Zuloaga, quien estaba al volante, siendo acariciado por otro travesti.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...