El jefe de la banda de narcotraficantes que operaba en Joaquín V. González y presidente en ejercicio del Concejo Deliberante de esa ciudad, Arturo Cifre, su socio y pariente, el portugués Juan Pablo Ferreira Marques y dos colombianos cuyos datos no fueron proporcionados, fueron sometidos ayer a una certificación de identidades en el Juzgado Federal 2 de Salta y luego alojados en instalaciones de Gendarmería en la capital de la provincia.

La investigación del caso se remonta a 2009 y se halla a cargo del juez federal 3 de Orán, Raúl Juan Reynoso y los detenidos serían trasladados hoy a esa ciudad para ser indagados.

Los detenidos son nueve, pero cinco de ellos habrían sido atrapados en allanamientos realizados en Tucumán, Buenos Aires y Formosa.

Mientras tanto, fuentes de la investigación aseguraron a El Tribuno que se habrían secuestrado otros 350 kilogramos más en una finca de propiedad del dirigente político anteño, en Tucumán, aunque ello no fue confirmado.

De ser cierto, la cocaína recuperada por Gendarmería en el marco de un procedimiento denominado “Carbón narco” llegaría a 725 kg.

El director general de Operaciones de Gendarmería Nacional, comandante Williams Nieto, dijo ayer en conferencia de prensa, en Buenos Aires, que los narcos salteños aplicaban “una metodología poco conocida, con una ingeniería logística que engaña a los escáneres, haciendo confundir la cocaína con carbón vegetal. La venían traficando en exportaciones de carbón y es muy difícil de detectar”, dijo. Por su lado, Miguel Robles, subsecretario de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad, aclaró que aún no se sabe la cantidad que se llegó a exportar de cocaína negra, en despachos realizados por barco desde Buenos Aires a Lisboa. Los funcionarios destacaron que los colombianos eran los químicos que transformaban la droga y que entre los detenidos hay tres aduaneros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...