Carta de Lectores

Ilícitos con las becas

He tomado conocimiento de la presentación de una denuncia penal por el delito de evasión fiscal contra la Municipalidad de la Ciudad de Salta por hechos ocurridos durante el ejercicio fiscal correspondiente al año 2011.

La presentación realizada por la AFIP tiene como antecedente la denuncia que en forma anónima al principio y luego exteriorizada en forma clara e identificándome hice ante la AFIP, oportunidad en la que me desempeñaba como concejal por el partido de Alfredo Olmedo.
En dicha denuncia solicité que se investigue la presunta comisión de ilícitos fiscales al ejecutarse la partida Subsidios, Subvención y Becas. En aquel momento consideré que cerca del 50% de las sumas involucradas se destinaban a pagar probablemente sobresueldos a funcionarios y/o concejales, o para hacer adquisiciones, violando las normas previsionales e impositivas.
También en esa época, y con el mismo tenor, realicé similar denuncia ante la Justicia provincial, la cual hasta el día de hoy no ha prosperado aún.
Pero el fisco nacional sí ha logrado constatar la existencia de ilícitos por parte del Departamento Ejecutivo Municipal, y eso que solo ha analizado el año 2011.
Debiera la fiscalía recibir la denuncia y hacer apertura del proceso penal correspondiente a fin de que los delitos de esta naturaleza sean realmente investigados y sus culpables condenados.
Por otro lado, deseo destacar la existencia de una reserva moral dentro de los funcionarios y particularmente a la AFIP. En base a esa reserva moral podemos tener elementos para combatir la corrupción y recuperar la Argentina que todos queremos.
Espero que el fiscal federal esté a la altura de las circunstancias y realmente abra la investigación, haga la imputación penal y se logre condenar a los funcionarios responsables por estos graves ilícitos.
Finalmente quiero compartir con ustedes mi convencimiento de que este tipo de cosas no van a suceder en el gobierno de Alfredo Olmedo.
 

Carlos Raúl Zapata - Dip. Prov. (MC) Salta Somos Todos

Carta a Novaresio

Señor Luis Novaresio:

Para justificar su postura pro-aborto, usted se mete a hacer lucubraciones “filosóficas” sobre “cuándo empieza la vida”. Y sostiene que “no hay un criterio único e irrebatible sobre cuándo comienza la vida”. Señor Novaresio, ¿usted habla en serio? ¿Qué autor científico puede usted citar sobre este tema? En el ser humano, la vida comienza cuando comienza: cuando se produce la unión del óvulo femenino con el espermatozoide masculino. Usted sabrá de leyes, es abogado, pero de filosofía y de biología evidentemente no sabe nada, o casi nada. Además, dice “creo” y “me parece”, o sea, cero rigor científico y cero precisión conceptual, usted en esto simplemente ha opinado. Más grave aún es que usted parece sufrir de esquizofrenia. Citando palabras de la diputada Polledo, quien había afirmado en un programa radial que para ella la vida se inicia en el seno materno, usted pretende refutarla diciendo que “todos aquellos que basados en la ciencia, no en una tradición religiosa, creemos que la vida comienza cuando el sistema nervioso central está perfeccionado en la semana 14”. Son palabras textuales suyas: basados en la ciencia... creemos. Señor Novaresio: lo esencial de la ciencia es conocer, no creer. Usted descalifica la “creencia” de la diputada en nombre de la ciencia, e inmediatamente después usted postula su creencia. Para usted, “la vida comienza cuando se perfecciona el sistema nervioso central..”. Novaresio querido, si antes de la semana 14 no había vida, ¿qué había? ¿Por qué no acepta que la vida ya había empezado antes, en la fecundación y concepción del nuevo ser? Es sentido común, don Luis. A las 14 semanas se produce, según su creencia, la “perfección” de una función, no del ser mismo. Usted termina diciendo a la diputada Polledo que “no puede obligar a aquellos que pensamos distinto a vivir en una teocracia o en un sistema autoritario”.
Don Novaresio, ¿que alguien piense distinto a usted es ser autoritario o teocrático? ¿No le parece mucho más autoritaria su actitud, de criticar a la mencionada por lo que dijo en un programa radial? ¿Quién lo metió a usted de policía del pensamiento, para criticar lo que alguien dice en otro ambiente y en otro contexto?

José Arturo Quarracino - Temperley - Buenos Aires

Ediciones Anteriores

Enero de 2017

L M M J V S D
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
cargando...