Carta de Lectores

Doble mensaje

Estoy indignado con la nueva forma que han tomado las campañas a favor del aborto. Ahora, adornadas con sus pañuelos verdes, las actrices vienen a solidarizarse con una denuncia de violación que sufrió una de ellas. La violación es una aberración, y no debe ponerse en discusión. Es un hecho condenable. Lo que es absurdo, me parece, es imaginarse que sancionando la legalización del aborto habrá menos violaciones. Me parece que el testimonio de la actriz fue muy fuerte, muy creíble, y recibió la solidaridad espontánea de infinidad de padres de adolescentes.
La sociedad no tiene la culpa de que haya violadores, y las leyes tampoco. Creo que hacer campaña de ese tipo con una denuncia es utilizar políticamente la tragedia. Y digo tragedia porque después de escuchar al acusado no parecen quedar dudas de que lo que dijo Thelma Fardín es cierto. No me pidan apoyo a favor del aborto. Contra los violadores, el que quieran.

Federico R. Tolaba - Salta

Los forajidos

Los diputados nacionales lograron cajonear el proyecto de ley que castiga a los barrabravas. Claro, son más o menos los mismos delincuentes que en 2010 mandaron como embajadores al mundial de Sudáfrica a esos “ilustres ciudadanos”, que halagan “los paravalanchas con sus cabellos al viento” (según la presidenta de entonces).
El Congreso mostró todo: la política no se anima a poner límites a estos “humildes trabajadores” que cobran 600 el estacionamiento en la calle para no romperte el auto. La protección de Al Capone. La mafia puede más que la ley y que la voluntad de la gente. 

Cayetano Sánchez Márquez - Salteño en España

Ediciones Anteriores

Enero de 2017

L M M J V S D
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
cargando...