Mientras el diputado Jesús Ramón Villa ratificó la denuncia que realizó el martes pasado contra el intendente de Rivadavia Banda Sur, Leopoldo Cuenca, de intentar apoderarse de tierras de campesinos de ese municipio, el jefe comunal reconoció haber firmado un ventajoso convenio con los ocupantes, pero aclaró que lo hizo a título personal con el fin de evitar que sean desalojados por quienes aducen ser sus propietarios.

Explicó que el convenio no lo hizo en calidad de intendente, sino de particular luego de que los campesinos de la finca Estancia Esquina Grande acudieran en su ayuda para que les solventara los gastos del proceso judicial en torno al litigio con los presuntos herederos de más de 30 mil hectáreas.

Según Cuenca, el dueño original, de apellido Campodónico, recibió esos terrenos como pago por una deuda que el Gobierno nacional mantenía con él hace más de cien años, pero que nunca usufructuó de los mismos por tratarse de un lugar inhóspito que en algunos tramos es atravesado por el río Teuco. El jefe comunal explicó que las 15 familias campesinas que habitan el lugar no cuentan con recursos para enfrentar el proceso judicial que se abrió y que recurrieron a él para que los ayudara.

“Como el proceso va a demandar un costo importante, las familias me propusieron firmar un convenio y acordamos como garantía una sesión de derechos del 70 por ciento, pero que en los hechos calculamos que va a rondar el 50 por ciento o menos”, explicó Cuenca. Dijo que “con los vecinos quedó en claro que este convenio lo hacía como particular y no como intendente”.

Al referirse a las acusaciones de Villa, Cuenca sostuvo que “el diputado habla sin conocer cómo son las cosas, con los firmantes del convenio no hay ningún inconveniente porque fueron ellos los que vinieron a verme y frente al riesgo de ser desalojados me comprometí a asumir los gastos del litigio. Sentí que no los podía dejar solos y la firma del convenio era necesaria para recuperar, cuando esto se resuelva, el dinero”.

“Creo que la Justicia va a fallar en favor de las familias campesinas, cuyos padres, abuelos y bisabuelos habitaron ese lugar y recién ahora aparece un supuesto heredero”, indicó. Identificó a esa persona como Nelson Torres. “No es mi intención estafar a la gente, he decidido ayudarlos para evitar el desalojo”, insistió.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...