Después de 20 años sin dar una entrevista, el líder de los Guns N’ Roses, apareció en varios medios de Estados Unidos y en un diario estadounidense culpó a sus ex compañeros de banda, el guitarrista Slash y el bajista Duff McKagen, y a su ex novia, la modelo Stephanie Seymour, por haberle ‘dañado‘ su habilidad para componer canciones.

‘Para ellos tres, todo era una basura. Eso me derrumbó durante mucho tiempo. En el momento de la gira de Use Your Illusion, Slash y Duff siempre me decían que era un idiota y perdedor‘, afirmó Axl Rose al diario Usa Today.

El creador de ‘Don’t cry‘ aseguró que esos comentarios le dañaron su autoestima. “Yo no escribí por muchos años. Sentí que estaba obstaculizado. Estaba tratando de averiguar lo que quería decir. Ellos dañaron mi habilidad para escribir y por eso las letras de Chinese Democracy tardaron mucho tiempo en aparecer‘, aseguró.

Patience, uno de los clásicos de la mítica banda

También le preguntaron si en algún momento existió la posibilidad de haber continuado con la formación original del grupo. “Puede ser; si lo hubiéramos hecho de la manera en que montamos el ‘Appetite’. Yo era realmente ingenuo. Creí que el éxito de ese disco iba a juntarnos más. Hizo justo lo contrario. Lograron éxito y quisieron correr en sus propias direcciones. Pense que dirían, ‘Guau, funcionó’. Pero querían tener su propio éxito lejos de Guns.”

Durante la entrevista, el compositor también habló sobre un posible reencuentro con los ex miembros de Guns N’ Roses. “La pelota no está en mi campo. Yo soy un superviviente de esta guerra, no el creador de ella”, aseguró.

El polémico cantante comentó que su próximo disco no tardará en salir a la venta, a diferencia de su predecesor, Chinese Democracy, que demoró varios años.

“Tuve que tratar con tantas cosas diferentes que nada tenía que ver con la música pero sí con la industria. Era algo de supervivencia. No había nadie con el que trabajar o en el que confiar. Alguien podría venir a ayudar a producir y la realidad era que simplemente quería mezclarlo e irse. Tenían otra agenda”.

Guns N’ Roses fue incorporado en abril al Salón de la Fama del Rock and Roll, pero Rose no asistió a la ceremonia.

‘No fue doloroso no estar allí. Lidiar con toda la presión de sentir que tenía que estar allí y decidir qué hacer se podría haber convertido en una paliza”, confesó.

Desde su creación en 1985, la banda vendió más de 100 millones de discos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...