La presencia de supuestos miembros de Al Qaeda en la Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay mantiene en alerta a las fuerzas de seguridad del Cono Sur. A principios de esta semana, un hombre habría sido detenido en la zona por las autoridades paraguayas, que aseguran que estaba planeando un ataque en alguno de los países de la región.

La situación genera temor en Latinoamérica. De acuerdo con el diario El País de Uruguay de Uruguay, los equipos de la Dirección General de Información e Inteligencia (DGII) estuvieron los dos últimos meses vigilando de cerca a presuntos terroristas que ingresaron a Uruguay en calidad de “turistas”.

"Creemos que se trató de gente vinculada al apoyo financiero de la organización, que pudo haber venido a hacer un reconocimiento del terreno", explicaron fuentes consultadas por el periódico uruguayo.

Según reporta el mismo artículo, los servicios de inteligencia de la región recibieron una alerta sobre la posibilidad de que alguno de los países del Cono Sur fuera escenario de un atentado. La detención del supuesto terrorista en la Triple Frontera parecería confirmar las sospechas.

Asimismo, El País indica que la DGII uruguaya aguarda por el intercambio de información a través de la Comunidad Latinoamericana y del Caribe de Inteligencia Policial (CLACIP), organización que nuclea a todos los organismos latinoamericanos de información de 25 países de la región, entre ellos Uruguay y Paraguay.

La cautela ante una posible intervención terrorista no solo alcanza a Al Qaeda. En mayo de este año, se emitió una alarma frente a la aparente presencia de una célula del Hezbollah, también en la Triple Frontera.

Ya en junio del año pasado, miembros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos denunciaron que terroristas del movimiento libanés operaban en la Triple Frontera y en Venezuela. En esa ocasión, el representante republicano Patrick Meehan, jefe de la subcomisión contra el Terrorismo de la Comisión de Seguridad Nacional, dijo que Hezbollah "tiene una vasta red en la región".

Hace tiempo que el continente parece ser atractivo para los propósitos del régimen iraní y sus organizaciones afines, Hezbollah en particular, que la han elegido como plataforma para la desestabilización y desde la cual atacar los intereses estadounidenses. A esto se suma ahora el supuesto accionar de Al Qaeda.

No sería la primera vez que la región queda sumida en el conflicto de Medio Oriente, pese a la lejanía territorial. A principios de la década de los 90, en Buenos Aires hubo un ataque contra la Embajada de Israel y terroristas –de origen iraní, según se sospecha- hicieron explotar la mutual de la AMIA, causando 86 muertos.

Fuente: infobae.com

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...