“No entiendo para qué se estatizó Aguas de Salta si esta empresa que brinda un pésimo servicio”, se quejó Mazzone.

Liliana Mazzone calificó de “vergonzoso” el proyecto del presupuesto 2013 aprobado por la Cámara de Diputados en la sesión del martes, particularmente por las jugosas partidas que el Poder Ejecutivo destinará para los distintos estamentos del Estado. Dijo que los más perjudicados con la distribución de los recursos del Estado son los diputados y responsabilizó de esta situación al presidente del cuerpo, Manuel Santiago Godoy. “Nuestra dieta es de trece mil pesos, pero no contamos con vehículos, combustibles, teléfonos para llamadas de larga distancia, pasajes ni nada para poder desarrollar nuestra labor“, expresó. Según Mazzone, los asesores de la Cámara baja tienen un sueldo de 4.000 pesos, en cambio los del Grand Bourg triplican esa cifra. “Yo lo que puedo asegurar es que un funcionario de tercera o cuarta categoría gana el doble que un diputado y esto lo digo para contrarrestar esta idea de que los diputados ganamos fortuna”, afirmó. En tono enérgico le reclamó a Godoy que inicie las gestiones para que la Legislatura construya un nuevo edificio, ya que al actual no puede concurrir por razones de seguridad. “Los que tienen coronita aquí son los senadores que reciben casi dos millones de pesos para subsidios y nosotros nada”, se quejó. Y con el mismo énfasis le pidió al presidente que se plante ante el gobernador Urtubey y defienda los intereses del cuerpo. Al hacer un análisis de los números del presupuesto Mazzone dijo que está plagado de incoherencias, lo que pone en evidencia una serie de dudas. Puso como ejemplo el caso del Centro de Convenciones, que tendrá una partida de 4.000.000 de pesos y que el Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS) recibirá la mitad de ese monto. “El Gobierno se rasga las vestiduras hablando de la defensa de las comunidades aborígenes y sin embargo le reduce a la mínima expresión el presupuesto para la entidad que las nuclea”, sentenció. En idénticos términos se pronunció respecto a los $ 5.000.000 que se destinarán para Salta Forestal y los $ 290.000.000 que se aprobaron para Aguas de Salta. “No entiendo para qué se estatizó esta empresa que brinda un pésimo servicio”, se quejó. Otra de las partidas cuestionada por la legisladora de General Gemes es la dispuesta para el incentivo a la minería, que ronda los 40 millones de pesos. “Esto suena gracioso porque se supone que deberían ser los empresarios los que traigan el dinero para invertir en esta actividad y no que el Estado los tenga que subvencionar”, señaló.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...