El Manchester City pagó demasiado caro sus errores defensivos y cayó en el descuento ante el Manchester United en una edición del clásico de la ciudad, que le permitió a los diablos rojos estirar a seis puntos la diferencia sobre su archirrival y escolta en la cima de la Premier League.

El equipo de los argentinos, con Sergio Agüero y Pablo Zabaleta como titulares, dejó pasar la oportunidad para subirse a la punta de la tabla de posiciones y en 16 fechas quedó a dos partidos del líder.

Manchester City comenzó mejor en el encuentro ante el United, en los primeros quince minutos de partidos dominó la pelota y los espacios, y pudo abrir el marcador con una oportunidad desperdiciada por Mario Balotelli.

Los diablos rojos esperaban agazapados en su campo hasta que pasado el cuarto de hora inicial, Ashley Young se combinó con Robin van Persie y luego de una larga corrida por la banda izquierda asistió a Wayne Rooney quien, en la primera incursión ofensiva de su equipo y personal, anotó el 1 a 0.

El partido cambió. Con este gol el Manchester United dejó al descubierto las falencias defensivas de su rival, que a pesar de tener la pelota no encontraba los espacios para poder inquietar la valla contraria.

Cuando promediaba la primera etapa, con otra corrida por la banda, esta vez del Rafael, Rooney apareció libre y marcó el 2 a 0. El United daba una muestra de efectividad a su adversario con dos tantos en dos ataques.

En la segunda mitad, Mancini mandó a la cancha a Carlos Tevez y de la mano del argentino Manchester City ensayó una suerte de remontada. Desde el ingreso del Apache se vio lo mejor del elenco ciudadano.

Yaya Touré marcó el gol del encuentro a los 15 minutos del complemento y hacía ilusionar a los hinchas locales. El equipo visitante se replegaba y apostaba a la contra, mientras los anfitriones se lanzaban al ataque en busca del milagro.

Y lo que parecía imposible en la primera mitad se hizo realidad a cinco minutos del final. Tras un corner, Pablo Zabaleta capturó un rebote en el borde del área y anotó el empate parcial para el City.

Pero enfrente estaba el Manchester United, un equipo con oficio y experiencia que no conoce de justicia dentro del campo de juego. Luego de una desatención defensiva, Tevez cometió un inocente falta al borde del área que el holandés Robin Van Persie cambió por gol cuando se jugaba tiempo de descuento.

De esta manera, Manchester City perdió como local en la Premier League tras casi dos años sin derrotas. Su último revés en el Etihad Stadium fue el 20 de diciembre de 2010 ante Everton. 

Al cabo de 16 fechas, Manchester United es el líder con 39 unidades, seguido por Machester City con 33, Chelsea con 29 y Tottenham y West Bromwich con 26. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...