Luego de la derrota ante Talleres de Córdoba, en Juventud se pudo apreciar un vestuario muy dolido por una nueva caída.
Este equipo santo, que no logra levantar cabeza, fue analizado por su nuevo técnico Iván Delfino, quien debutó ayer en el banco.
 

“Nos superaron con dos goles en diez minutos. No tuvimos juego colectivo contra un equipo como Talleres de Córdoba que fue más agresivo en todos los sentidos”, comentó el estratega. Y, además, dijo: “Logramos descontar, en el segundo tiempo, tuvimos alguna que otra jugada con peligro, pero de todas maneras las situaciones que creamos fueron más por amor propio que por virtudes del equipo. Lo que queda ahora es quedarnos tranquilos, seguir trabajando y tratar de revertir esta situación”.
Delfino también habló del panorama que tiene Juventud de cara a la clasificación. “Esto es de pasos cortos, ahora no dependemos de nosotros, tenemos que ganar y esperar”, sostuvo el entrenador.
 

“Estamos muy golpeados pero esto en la parte anímica es esencial. Cuando las cosas no se dan como uno pretende hay que hacerse cargo, ponerle el pecho a la situación, tratar de tener la templanza y el coraje para revertir esta mala racha”, agregó Delfino.
Por último, le tiro un mensaje a sus jugadores: “No podemos depender de jugadores que estén bien o estén mal para un partido, ahora hay que aguantarse lo que venga y a trabajar. Esto es fútbol, los resultados son los que mandan, tenemos que corregir un montón de cosas, debemos tratar de apuntar a volver a la senda del triunfo, eso es fundamental”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...