Desde el ingreso de Adidas a la NBA en 2006, las cosas en la liga de básquet más importante del mundo empezaron a cambiar. La empresa alemana compró Reebook en algo más de 4.000 millones de dólares en 2005 y un año después firmó un contrato para vestir a las 30 franquicias NBA por 11 años.

El objetivo era desbancar a Nike del cetro mundial y "si queremos ser los primeros del mundo, tenemos que ser los primeros en el basket, el segundo deporte más popular en el mundo", dijeron entonces desde la firma.

El contrato no permitía que Adidas pusiera su logo en la camiseta de los equipos más populares, y mundialmente reconocidos de la competencia, como los Lakers, Knicks o Celtics.La NBA se negó en ese momento.

Sin embargo, y luego de más de 70 años de pulcritud en sus camisetas, ahora, la propia Liga estudia en el próximo mes introducir publicidad en la ropa que visten  las máximas estrellas del básquet a nivel mundial.

Así se busca mejorar los ingresos de las franquicias, que sintieron la crisis mundial. Esta iniciativa tiene su sustento en la buena experiencia de la WNBA, la competencia femenina, donde ya lo hacen desde hace un tiempo.

Hasta ahora Adidas sólo consiguió que la ropa de entrenamiento, los chandals, con los que los jugadores salen a la cancha y las réplicas que se comercializan por todo el mundo, lleven el logo de la empresa.

El interés de los propietarios de las franquicias, ávidos de mejorar un negocio cuyos beneficios no son lo que supo ser, apunta a vender espacios publicitarios en las camisetas de sus equipos.

Ahora la pregunta de los especialistas y principalmente de los spnsors es saber cuál será el precio que Boston Celtics o Los Ángeles Lakers le pondrá a su legendario indumentaria, para reemplazar sus nombres por marcas. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...