Horas complicadas transcurren en el seno de la comisión directiva del Centro Juventud Antoniana. La derrota del santo ante el cuervo caló muy hondo, a tal punto que la situación ya tomó cuerpo en el sentido de que durante la reunión de ayer Mariano Mera Figueroa, uno de los colaboradores directos de la gestión de Rubén González (en ejercicio de la presidencia), solicitó el alejamiento del encargado del fútbol profesional, Fernando González.
Mera Figueroa figura como candidato a vicepresidente en la lista de Rubén González para la asamblea inconclusa que debe decidir la Justicia, por una apelación que realizó Jorge Guaymás.
 

Inclusive Mera Figueroa tiene la intención de tomar las riendas del departamento de fútbol del club antoniano, en razón del duro informe que presentó el entrenador Iván Delfino, quien amenazó con abandonar el cargo debido a la malas actuaciones del equipo, especialmente en el clásico que perdió el miércoles por la noche. El DT Delfino explicó ayer a los directivos los fundamentos y el porqué de la debacle futbolística del conjunto que dirige, citando algunos “serios problemas internos” en el plantel antoniano.
 

Ese informe puso los pelos de punta a la dirigencia santa, que inmediatamente le dio el total respaldo al entrenador y le pidió también que si tiene que “cortar cabezas”, que no le tiemble el pulso. En este contexto es muy probable que en las próximas horas el entrenador comience a depurar el plantel.
La solicitud que Mera Figueroa realizó ante los demás miembros de la directiva del club santo se basó fijando una firme postura y observando cierto desaciertos, que primeramente le costaron a Adrián Cuadrado abandonar el cargo de DT y que ahora amenazan con la salida de Delfino. Por lo tanto, un cambio de timón parece ser la solución en el departamento de fútbol antoniano.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...