Acostumbrado a pulverizar récords, a dar la vuelta al mundo con sus goles, a asombrar con números imposibles, Lionel Messi jugará hoy un partido especial en el que buscará romper una racha que se le ha vuelto en contra: marcar como local en la Champions League.

Su última anotación en esa circunstancia fue el 8 de marzo de 2011, cuando el Barcelona eliminó al Arsenal de Inglaterra con dos tantos suyos para el 3-1 final.

Pero pese a que desde ese momento pasaron ya 364 días, lo que parece bastante para la capacidad goleadora de La Pulga, en el Camp Nou éste sólo jugó cuatro partidos por Champions League en todo un año: contra Shakhtar, Real Madrid, Milan y Viktoria Pilsen.

En todos, sin embargo, apareció con asistencias precisas que provocaron el gol por intermedio de sus compañeros.

Messi es hoy, sin embargo, el goleador de la competencia más importante del mundo a nivel clubes con 7 tantos, y el tercero en la tabla de asistidores con 4 pases gol.

En el horizonte del argentino aparece, además, el nombre de César Rodríguez, el goleador histórico del Barcelona que La Pulga está a punto de destronar: está a sólo 12 tantos de la emblemática marca de 235 goles.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...