Al menos ocho personas murieron y más de 30 resultaron heridas este miércoles en un atentado contra un autobús lleno de turistas israelíes en el aeropuerto búlgaro de Burgas, a orillas del mar Negro, que Israel
imputó rápidamente a Irán.

El ministerio búlgaro del Interior hizo un primer balance de tres muertos y más de veinte heridos. Más tarde, el alcalde de Burgas, Dimitar Nikolov, anunció la muerte de otras personas y un total de 33 heridos.

Las víctimas, que llegaron en un vuelo charter que aterrizó poco antes de las cinco de la tarde locales (14H00 GMT), se encontraban en un autobús y estaban siendo transferidas al terminal del aeropuerto, precisó el ministerio del Interior.

El ministerio señaló que hubo una explosión en el autobús en el que se encontraban los turistas israelíes, provocando un incendio que se extendió a otros dos autobuses y fue rápidamente apagado. Se trata del primer atentado contra israelíes en suelo búlgaro.

De momento, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acusó a Irán de estar detrás de lo ocurrido. "Todas las señales llevan a Irán", declaró Netanyahu en un comunicado.

El ataque coincide con el 18º aniversario del atentado perpetrado en Buenos Aires contra la sede de la Asociación de Mutuales Israelitas de Argentina (AMIA), que causó 85 muertos y 300 heridos, el peor en la historia del país sudamericano e imputado por Israel a Irán.

Estados Unidos condenó el atentado, según indicó la Casa Blanca en Washington. El balance final podría ser más elevado, según la radio pública BNR, que avanza la hipótesis de un atentado sucida. Una superviviente del ataque, Aviva Malka, abundó en ese sentido en declaraciones a la radio militar israelí: "Creo que fue un atentado suicida. A los pocos segundos de habernos sentado en el autobús hubo una explosión. Logramos salir por un agujero y corrimos hasta la terminal del aeropuerto. Vi muertos y muchos heridos".El corresponsal de la agencia de noticias BGNES en el aeropuerto de Burgas dijo que había al menos siete muertos, citando a fuentes anónimas.

El alcalde de la ciudad acudió al lugar del ataque, y el aeropuerto de Burgas fue cerrado al tráfico aéreo. El ministro búlgaro de Relaciones Exteriores, Nikolai Mladenov, y el embajador de Israel en Sofía, Shaul Kamisa-Raz, están camino de Burgas. Funcionarios israelíes dijeron a la AFP en Jerusalén que sus ciudadanos fueron objetivo de un ataque en el aeropuerto de Burgas.  "Aparentemente hubo un atentado contra un autobús en el que
iban israelíes en el aeropuerto de Burgas, en Bulgaria. Un autobús con ciudadanos israelíes recibió disparos, y se le arrojó un artefacto explosivo", dijo Ofir Gendelman, portavoz del primer ministro Netanyahu.
 

"Lo que sabemos es que hacia las 17H00 (14H00 GMT) había un vuelo que aterrizaba en Burgas; los pasajeros subieron a un autobús y entonces hubo una explosión, que no sabemos a qué se debió", dijo Ilana Stein, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.

La prensa local difundió fotografías en las que podían verse columnas de humo negro sobre el aeropuerto de Burgas, que según el ministerio del Interior fue cerrado tras el incidente. En enero, la televisión pública israelí anunció que las autoridades búlgaras habían frustrado un atentado con bomba contra un autobús que debía llevar a turistas israelíes a una estación de esquí. Tras eso fueron desplegados militares búlgaros en varias
estaciones frecuentadas por turistas israelíes.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...