El golpe de efecto que provocó en Central Norte la llegada de Cristian Zurita y el retorno de grandes jugadores también tuvo su rebote en Gimnasia y Tiro. Y la primera repercusión llegó, justamente, de boca de uno de los principales referentes del equipo. Federico Rodríguez se refirió a la diferencia entre el plantel que está armando el albo, a su juicio más austero, y los nombres que rodean al equipo de la vereda del frente.
“A Central llegaron jugadores con chapa y con nombre propio. Ellos tienen figuritas y nosotros estamos calladitos, sin hacer ruido. Dentro de la cancha se demostrará quién es el mejor. Nosotros trabajamos con humildad y muchas ganas. Ellos se armaron muy bien, pero hoy los nombres no juegan, en la cancha somos once contra once”, tiró el zaguero en diálogo con El Tribuno.
El Bocha volvió al club hace un año tras un paso negativo por Central, estuvo una temporada y media en el “freezer” y revivió en el tramo final con toda la fuerza, siendo figura en un clásico con Juventud y aclamado otra vez por la gente. Hoy tiene otro desafío, y es ganarse un lugar entre cinco nombres que pelearán solo por tres puestos titulares (están Plaza, Burgos, Ianiero y López).
“Nadie se conforma con quedar afuera y creo que estamos todos los defensores en un nivel parejo. El que esté mejor va a jugar. Al puesto me lo tendré que ganar en los entrenamientos. Mi cuenta pendiente es ascender en este club que me dio mucho. Justo cuando me tocó irme, Gimnasia ascendió. Pero hoy me siento más valorado. Con trabajo y esfuerzo pude revertir la situación en la que estaba cuando volví el año pasado”, concluyó Rodríguez.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...