En el arranque de la gira europea previa a Londres 2012, la Selección masculina de básquetbol cayó 105-85 ante España en el estadio Coliseum de La Coruña, España, ante
la presencia de más de nueve mil espectadores.
España fue superior durante todo el encuentro, aunque un arranque rabioso lo dejó casi treinta puntos abajo y pese a que mejoró en la segunda mitad, la Argentina nunca pudo volver a entrar en partido.
El gran inicio de España obligó al minuto rápido pedido por la Argentina. Las charlas entre Julio Lamas y Sergio Hernández mostraban mucho trabajo en equipo y además preocupación porque España era efectivo en zona pintada con Pau Gasol como estandarte y también en los tiros de tres puntos.
Las cosas no estaban bien pero aún en esa situación no se movió el banco visitante durante los primeros nueve minutos.
La Argentina seguía con Prigioni, Ginobili, Nocioni, Scola y Juan Gutiérrez en cancha, incluso el jugador de Houston Rockets, alterado con los jueces, se descargaba por el flojo primer cuarto colectivo en el que terminó España 33-13 arriba, con 8 puntos de Gasol.
Prigioni y Nocioni eran los que más aportaban en ataque para la Argentina pero no alcanzaba.
En el segundo cuarto, Carlos Delfino no mostraba falencias tras su inactividad y entró en juego en forma efectiva mientras que Nocioni continuaba fino (goleador visitante en la primera mitad con 10 puntos) pero la máxima se fue estirando hasta 29 (25-54).
De hecho, se fueron al entretiempo 61-36 tras otro triple de José Manuel Calderón (9/14 de 3 puntos en la primera mitad para La Roja).
La segunda mitad sirvió para que la Argentina siga afinando sistemas de juego. El visitante achicó a 16 puntos (67-83) para cerrar el tercer cuarto gracias a las ráfagas del santafesino,
pero hasta Gasol (17 puntos en el partido) probaba y convertía desde los 6,25 metros.
La Argentina logró acercarse a 7 (76-83) porque Delfino (14 puntos en el encuentro) sobresalió y porque se aprovechó las alteraciones de Serge Ibaka.
El jugador de origen nigeriano que milita en la NBA debió irse por dos antideportivas ante Scola, que también fue parte de la reacción (18 tantos en total).
Además, pincelazos de Ginóbili (goleador del encuentro con 19 puntos; 5 asistencias) y la reacción de Nocioni (16) con la conducción de Prigioni rearmaron el partido.
La Argentina llegó a estar apenas siete abajo (76-83) pero una falta antideportiva del ‘Chapu‘ en su mejor momento bajó el ritmo de la remontada hasta el 105-85 final.
La Selección albiceleste, que aspira a subirse al podio en los próximos Juegos, sufrió un duro cachetazo a días de Londres 2012, que ojalá haya sido a tiempo.
El próximo domingo, la Argentina tendrá su última prueba antes de la cita olímpica: otro duro encuentro frente al Dream Team de Estados Unidos en el Sant Jordi de Barcelona.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...