“Lo más grave de todo es que, como el Ministerio no ve crisis alguna en la salud pública, no habrá soluciones en el corto plazo, con lo que la situación se irá profundizando cada día”. Tal es el panorama que avizoran las asociaciones de profesionales de los hospitales San Bernardo (Asprosber), Materno Infantil (Aspromin) y Señor del Milagro (Asprom).

“Mientras ellos (por las autoridades de la cartera) no vean y asuman la realidad, no vamos a salir. Por eso hemos resuelto seguir buscando soluciones, para dar respuestas a la gente, tanto a los pacientes como al equipo de Salud”, dijeron Juan Carlos Erazu, Justino Ustarez y Selva López, presidentes de los citados gremios.

Las otras instancias

En diálogo con El Tribuno, los dirigentes ratificaron en todos sus términos el informe confidencial publicado en la edición de ayer, sobre la reunión mantenida con el Ministerio de Salud Pública para hablar sobre la crisis en el sector y buscar en conjunto cómo superarla.

Como la cartera “niega que la crisis exista”, los gremios acudirán ahora a otras instancias; las inmediatas son las comisiones legislativas de Salud y Presupuesto, así como una audiencia con el gobernador de la Provincia.

Sobre el porqué de la reunión con la comisión de Presupuesto, dijeron que “el origen de todo es falta de inversión, no hay recursos, lo cual los legisladores podrían modificar para salud porque estamos a apenas 2 meses para el presupuesto 2013. Y si llegamos tarde, el próximo año las cosas pueden ser peor que en éste”.

Falencias estructurales

Para los gremialistas, la crisis en la salud pública “no es sólo económica ni por bajos salarios; es estructural. Desde lo administrativo, falta de liderazgo, coordinación y redistribución de recursos en general, hasta la ausencia de conocimientos y de políticas de salud”.

Estimaron que la actual convivencia de hospitales con distinta gestión (centralizada, descentralizada, comunitaria y por Sociedad del Estado) “llevó a que hoy tanto el Ejecutivo provincial como el ministro de Salud Pública de turno se desentiendan de su funcionamiento”. Un ejemplo típico fue lo ocurrido recientemente con el problema por las calderas del hospital San Bernardo, “cuando el gobernador, lisa y llanamente, dijo que quien tiene que solucionar es el gerente. Entendimos claramente que si habían o no recursos, no era su problema”.

Es así como ven con preocupación “cómo el Ministerio se lava las manos de todas las carencias, desde infraestructura a insumos, y las termina cargando sobre los profesionales”.

Aspromin: “No avalamos la solicitada”

“Queremos aclarar que la solicitada que salió en El Tribuno no tiene el aval de Aspromin”, puntualizó Justino Ustarez, presidente de la Asociación de Profesionales del Hospital Materno Infantil.

Dicha publicación (en la página 9 de la edición de la víspera de este matutino) consigna en nombre de los “profesionales médicos” (entre otros agentes) una serie de conceptos “de los que no solo no fuimos consultados, sino que no nos representan. No es nuestra postura”.

Citó que, concreta y textualmente, la solicitada apoya la gestión del presidente de la Sociedad del Estado que gerencia el hospital Materno Infantil, Martín de la Arena, siendo lo real “que Aspromin nunca estuvo de acuerdo con ningún tipo de gerenciamiento que no sea 100 % público”.

Recordó que el gremio cuestionó tanto “el modelo de gestión privada anterior como este de ahora. Desde el primer momento dijimos que la Sociedad del Estado no es adecuada a los tiempos que se viven. Hay que terminar con todo lo tercerizado y que el Gobierno se haga cargo, que podamos volver a tener servicios con criterio unificado y el hospital vuelva a formar parte de la administración pública provincial”.

“Faltan pediatras y camas”

Por otro lado, Ustarez insistió en que su hospital “hace rato” afronta un déficit de pediatras, que se ha ido agudizando en el último tiempo.

La situación se complica con la falta de camas. En el viejo Hospital de Niños “teníamos una capacidad instalada de 240, y ahora hay que arreglárselas con 140. Además de que nos siguen faltando cien, no se toma en cuenta que creció la población”.

Las celebraciones del Milagro

En otra parte del diálogo, Juan Carlos Erazu, titular de los profesionales del San Bernardo, llamó la atención sobre que “estamos a menos de un mes de las fiestas del Señor y la Virgen del Milagro y no se perciben soluciones para nuestra Guardia de Emergencias”.

Recordó que por estas celebraciones, en los últimos años la ciudad viene recibiendo una cifra superior a los 100 mil peregrinos, como mínimo. “Es el evento más masivo en la provincia y la mayor concentración de fieles se presenta en un lapso de pocas horas en esta capital. Hay que estar preparados para las eventualidades”, dijo.

En ese sentido alertó que “si hoy y de rutina nuestra guardia vive saturada, trabaja como puede con todo tipo de déficit, ¿qué respuesta podríamos dar ante un accidente mínimo, como de un colectivo con más de 10 pasajeros, por ejemplo? Conste que están todos sabiendo que el centro provincial de derivaciones para las emergencias está colapsado. Después no les echen la culpa a los médicos”.

El dato

Comisiones legislativas. Además de la de Salud, el sector busca reunirse con la de Presupuesto. A ésta le restan apenas 2 meses para determinar el monto 2013.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...