Policías, bomberos y técnicos especializados montaron ayer en San José de Metán un megaoperativo de pre­
vención, luego de que una pala car­gadora rompió un caño de 12 pulgadas de un poliducto de la empresa
Refinor, que en ese momento estaba transportando gas propano.
Ocurrió en una finca ubicada entre el río Las Cañas y el paraje Yatasto, a unos tres kilómetros al oeste de la
ruta nacional 34, cerca del límite en­tre los departamentos de Metán y Rosario de la Frontera.
La máquina de la empresa IVE­COR hacía trabajos para TGN y el conductor, al observar la salida del gas, se retiró de inmediato del lugar y dio aviso del problema.
“El gas propano es muy peligroso. Se cerraron las válvulas de la zona, pero va a continuar saliendo por varias horas más”, dijo un especialista.
La rotura se produjo cerca de una arboleda de eucaliptus, lejos de la ruta nacional 34, por lo que no debió
interrumpirse el tránsito vehicular.
Los efectivos impidieron el acceso a la finca, pero a lo lejos se podía observar el gas que emanaba en gran
cantidad dejando una especie de in­mensa cortina de humo.
 

Plan de contingencia

“Hay una fuga de gas propano en el poliducto de Refinor que se produjo en forma accidental debido a que una maquinaria rozó el caño”, confirmó el coordinador zonal de Defensa Civil, Roberto Nieva.
El funcionario municipal remarcó que “no hubo víctimas ni heridos. Se tomaron todas las medidas de seguridad correspondientes al protocolo del plan de contingencia”.
“Se va a reparar la rotura. Por suer­te tenemos un viento que desplaza el gas en forma paralela a la ruta”.
Se espera un equipo especial de Re­finor para neutralizar la salida del gas, y aunque cerraron las válvulas, el
gas que contiene esa parte de la cañe­ría seguirá saliendo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...