Un joven operario del “Lavadero Medina” de Rosario de la Frontera sufrió quemaduras de 1º y 2º grado tras la explosión de un tanque cisterna que contenía gas en su interior.
Cristian Villagrán (18) es un joven operario que realiza sus tareas habituales en el Lavadero Medina, ubicado en la esquina de avenida 9 de Julio y calle Alberdi, del barrio Villa Vivero de Rosario de la Frontera, propiedad de Ignacio Medina.
Al popular lavadero ingresan todo tipo, modelo y porte de vehículos, desde motocicletas hasta camiones.
En la tarde del jueves ingresó un camión con un tanque cisterna de la empresa Refinor para ser lavado, tanto en su exterior como en su interior, pues había vaciado una carga de combustible y debía ser limpiado el interior de la cisterna.
Para ello, Cristian Villagrán subió a la parte superior de la cisterna a los efectos de abrir una de las tapas para observar cómo estaba el interior del tanque antes de proceder a su limpieza.
Para esta medida los choferes de los camiones cisterna utilizan una lámpara antiexplosiva a los fines de realizar la operación, puesto que por más que no haya combustible en su interior queda atrapado un gas que al hacer contacto con otro elemento produce una explosión.
Fue lo que ocurrió en el Lavadero Medina, donde Villagrán utilizó una lámpara que era alimentada a corriente con un prolongador que el joven utilizó, a pesar que el chofer de la unidad le advirtió sobre su peligro.

Quemaduras

El incidente se registró a las 17 cuando el joven Villagrán subió a la parte superior de la cisterna para realizar sus tareas, no advirtiendo sobre el peligro al que estaba expuesto.
La explosión del gas elevó al joven por el aire y cayó pesadamente al piso; asimismo, el fuerte reventón levantó las chapas de un sector del techo del lavadero.
Vecinos del local salieron de sus viviendas sorprendidos y asustados por la fuerte explosión y observaron al joven tendido en el piso con quemaduras en su cuerpo.
De inmediato llamaron al hospital “Melchora Figueroa de Cornejo”, institución que envió una ambulancia para trasladar al joven herido.
Luego de las primeras curaciones los facultativos del nosocomio rosarino optaron por trasladar al paciente al Instituto del Quemado de la capital salteña.
El diagnóstico determinó que Cristian Villagrán presenta quemaduras de 1º y 2º grado en su cabeza (cara y cuero cabelludo), espalda y los miembros superiores (manos).
“El paciente presenta riesgo de infección por las quemaduras de su cuerpo, por ello los profesionales determinaron su traslado”, dijeron desde el hospital rosarino.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...