Sin el arranque que hubiese querido en los Seis Días Internacionales de Enduro que se corren en Cerdeña, Italia, el salteño Kevin Benavides fue el mejor piloto nacional en la tercera jornada de ayer y se ilusiona con lo que viene. “Para mí ahora comenzó la carrera”, le dijo el piloto a El Tribuno. Hoy largarán con un trazado nuevo. “Mañana (por hoy) cambia el recorrido, con especiales más duras y eso me gusta”, expresó. Argentina, mantuvo el séptimo lugar.

“El primer día fue complicado, rompí la tapa de embrague en una caída y la tuve que cambiar en un control. Remonte a partir de la mitad de la carrera. En el día dos también tuve dos caídas en la segunda especial lo que me retrasó bastante en los tiempos. Comencé a mejorar a partir de las tercera especial. Así que fueron días regulares”, apuntó Kevin. Pese a las dificultades y las caídas, el salteño se mantuvo siempre latente gracias a su enorme talento.

Más cómodo en su moto, ayer se sintió mejor en las especiales a tal punto que terminó siendo el piloto argentino a seguir. “Baje bastante los tiempos y quedé como el mejor argentino. Muy contento por eso”, señaló. Hoy comienza una nueva historia, justo en el tramo final de los Seis Días de Enduro. Habrá mayores dificultades y eso, para Kevin, es un punto a favor ya que el salteño se agranda en las más difíciles.

Respecto al equipo, el mayor de los Benavides, también corre su hermano Luciano, quien se mantiene en el puesto 60 en la general y 36 en su categoría, la E1, Kevin sostuvo: “El equipo viene bien, nos mantenemos séptimos en el campeonato detrás de Francia. De ahora en más queda lo más complicado y tenemos que meterle con todo”. Kevin está 19º dentro de la categoría E2, la más competitiva. Ayer cerró la jornada en el puesto 28º de la general a 3‘22“31 del mejor del día, el australiano Daniel Milner. “Vamos por más”, es la frase optimista del salteño.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...