Misterio y crimen. La localidad de Colonia Santa Rosa amaneció teñida de sangre, al conocerse que un hombre de 64 años fue asesinado a sangre fría en la puerta de su casa.

El hecho ocurrió en la madrugada de ayer, en una vivienda del barrio La Selvita, descripta por la policía como una zona marginal y con gran concentración de población.

Los motivos del ataque, que terminó con la vida de Lucio Giménez de forma tan abrupta, no fueron establecidos, aunque circulan hipótesis, por las cuales dos adolescentes de 16 y 17 años, se encuentran detenidos.

Según las primeras averiguaciones, los sospechosos concurrieron a la casa de Lucio alrededor de las 2:30. El hombre salió a atenderlos y luego su hija sintió que tocaban la puerta. Al abrirla encontró a su padre bañado en sangre, pidiendo auxilio.

Desesperada, llamó a una ambulancia, que los condujo hacia el hospital Elías Anna, donde ingresó sin signos vitales.

Los médicos determinaron que el hombre murió a raíz de una profunda herida en el corazón y diafragma, ocasionada por un arma blanca.

Ante la gravedad de lo ocurrido, brigadistas de Orán se dieron cita en la localidad para investigar en profundidad lo ocurrido.

Los vecinos acusaron del hecho a dos adolescentes que viven en un barrio colindante llamado Las Palmeras. Los testigos expresaron que los jóvenes parecían discutir con Lucio, cuando uno de ellos sacó un elemento punzante y con total frialdad le asestó una puñalada en el pecho. Luego, salieron corriendo del lugar.

A las pocas horas de conocer los testimonios, policías lograron detener a los sospechosos, que fueron trasladado hacia Orán, donde declararán ante un juez de menores en las primeras horas del lunes.

Los pesquistas investigan lo que parece ser un crimen con un sesgo mafioso, ya que una de las hipótesis que manejan, sostiene que el occiso vendía drogas y que sus asesinos querían recuperar una campera que días atrás habían dejado a modo de pago por una dosis de estupefacientes.

Por otro lado, se sospecha que la agresión se debió a una discusión por un faltante de dinero.

Lo cierto es que hasta el momento no se logró dilucidar los motivos exactos por los que Lucio Giménez fue asesinado.

De un caso a otro

  • En Salta son muchos los crímenes con tintes mafiosos que son investigados a lo largo y ancho del territorio. En el interior los casos son más frecuentes, sobre todo en las zonas de frontera. La violencia parece no tener filtro, como así la saña y los escalofriantes hallazgos de los últimos meses.
  • Crimen del cambista jujeño: La muerte y espeluznante hallazgo de Marcos Ortega, un cambista jujeño acribillado a balazos en la ruta nacional 9, a escasos kilómetros de la localidad de La Caldera, puso en vilo a los ciudadanos salteños y jujeños.
  • Lo que parecía ser un crimen perfecto comenzó a mostrar avances durante los últimos meses, a raíz de la detención de un hombre que tendría vinculación directa con lo ocurrido. Hasta la fecha no se establecieron los motivos fehacientes del ataque.
  • Crímenes vinculados al narcotráfico: En la ciudad fronteriza de Salvador Mazza se registraron numerosos hechos. El más recordado es el doble crimen de dos hermanos carniceros. Tras investigar a fondo surgieron fuertes vinculaciones al narcotráfico y a una posible mexicaneada de droga.
  • Amenazas a un juez de Tartagal que investigaba causas de narcotráfico: En el juzgado de Instrucción Formal 1, en el escritorio del magistrado Nelson Aramayo, apareció en el mes de enero una botella de agua mineral de una marca boliviana, no comercializada en nuestra provincia. Ese mismo elemento había aparecido en dos crímenes previos adjudicados a narcotraficantes. La aparición de la botella fue interpretado como un mensaje al magistrado, relacionado a la investigación.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...