Juan Martín Del Potro
Del Potro se quedó con el título en Tokio

Fiel al estilo de cada uno, los peloteos fueron una excepción. El famoso palo y palo dijo presente en Tokio, Japón, con Juan Martín Del Potro de un lado y Milos Raonic del otro. Pero quien se llevó el duelo fue el argentino, que logró sacar una luz de ventaja y se quedó con la final del ATP 500 por 7-6 (7-5) y 7-5, en una hora y cuarenta y cinco minutos. Así, el tandilense logró el 16º título de su carrera, y 206 para el tenis argentino, el tandilense está tercero, por detrás de Vilas (62) y Clerc (25).

Con la victoria ante Raonic, el argentino será a partir del lunes el Nº 5 del mundo y avanzará dos lugares en el ranking. El viernes había desplazado a Roger Federer, y el sábado a Tomas Berdych, que perdió por retiro ante Rafael Nadal, el nuevo Nº 1 del mundo, en las semifinales de Beijing.

Ante Raonic, Del Potro había jugado sólo una vez en su carrera y fue con polémica. El tandilense perdió ante el canadiense en los octavos de final del Masters 1000 de Montreal y se fue muy enojado, porque en un punto en el final del partido Raonic tocó la red con su pie, algo que no fue advertido por el juez. Delpo pretendía que reconociera su error y nunca lo hizo. Esta vez, la historia fue otra y significó una alegría para Delpo, que obtuvo su tercer título del año, tras ganar en Washington y Rotterdam. Además, fue cuarta final en 2013, ya que también perdió ante Nadal la definición del Masters 1000 de Indian Wells.