l fotógrafo David Jenkins fue testigo del asombroso momento cuando una foca escapó de la agresiva mandíbula de un tiburón que se disponía a devorarla. Las sorprendentes imágenes fueron tomadas desde la costa de Ciudad del Cabo en Sudáfrica y ya recorrieron el mundo.

Jenkins de 41 años y oriundo de Dublin, Irlanda, fue el espectador en primera fila de la batalla que vivió este pequeño animal, para salvar su vida.
Esta guerrera foca luchó por su vida en varias oportunidades salvándose de las fauces de este gran pez, que es uno de los depredadores más grandes del mundo, que pueden llegar a medir hasta 7 metros de largo y pesan alrededor de 2.000 kilos, y son capaces de dejar el agua por completo cuando atacan a su presa.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...