El presidente de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), Arturo Grimaldi, aseguró ayer que “iría caminando a Tandil” para tener un diálogo con Juan Martín Del Potro, luego del cimbronazo de las críticas con las que el jugador acompañó su renuncia a integrar el equipo de Copa Davis ante Italia en enero y febrero próximos. Tras la frase, en algún sentido irónica, el titular de la AAT le dio un fuerte espaldarazo al capitán, Martín Jaite, al rechazar tácitamente que disponga relevarlo para allanar la vuelta del tandilense al equipo. Es que Delpo en su misiva acusatoria contra dirigentes también incluyó al capitán y habló de “doble discurso hipócrita”.

“Yo lo ratifiqué al señor Jaite y a Mariano Zabaleta y lo expliqué en reiteradas oportunidades. El capitán y subcapitán de Copa Davis cumplen una función más importante que ser capitán y subcapitán, nos acompañan en todas las políticas de desarrollo de la AAT”, sostuvo Grimaldi.

El directivo había dicho que si es ratificado en elecciones en la AAT, extenderá el vínculo de Jaite y Zabaleta como dupla capitana. Al tiempo que hizo una autocrítica como dirigente de la AAT por falta de diálogo con los jugadores profesionales y, puntualmente, reconoció que “hace mucho” que no habla con Del Potro.

“Lo dije hace un mes en forma simbólica: me voy caminando a Tandil. Es decir, evidentemente estoy dispuesto a tener un diálogo con todos los jugadores profesionales”, dijo. Y agregó: “Es una política de la AAT de hacernos cargo y hacer una autocrítica del porqué estamos alejados de nuestros jugadores profesionales y por eso hay muchos exjugadores trabajando en la asociación para acercarnos a todos, incluido Juan Martín”.

Grimaldi intentó bajar el tono a las diferencias entre el jugador y el capitán, dijo: “Entre ellos hay una relación normal”. También puso en duda que no se haya contemplado la opinión de Del Potro sobre la superficie a jugar. “Estuvimos esperando que tomara la decisión en qué superficie jugaríamos”, justificó.

Llegó “Goliat”, y David espera ansioso

El tenista número uno del mundo, Rafael Nadal, llegó ayer por la tarde al país para jugar dos partidos frente al cordobés David Nalbandian y una exhibición con Novak Djokovic (N§ 2). El español, que viajó en vuelo privado, pisó suelo argentino pasadas las 16.30 y minutos más tarde se dirigió a un hotel del centro porteño donde brindó una conferencia de prensa.

En la conferencia Nadal no descartó estar en el torneo ATP de Buenos Aires que se realizará en febrero, al afirmar que aún no definió su “calendario para 2014”. “De momento voy a disfrutar al máximo estar aquí. No decidí mi calendario para 2014. No está ocupada (la semana en la que se juega el torneo). Cuando regrese (a España) debo sentarme con mi equipo a estudiar lo que ocurra”, dijo.

Nadal volvió a pisar el país después de ocho años y nueve meses, tras su participación en el ATP porteño de 2005, cuando apenas tenía 18 años y ocupaba el puesto 48 del ranking mundial. En esa ocasión, el ocho veces campeón de Roland Garros superó en la ronda inicial al cordobés Agustín Calleri y en octavos de final al italiano Potito Starace, antes de caer en cuartos de final frente a Gastón Gaudio por 0-6, 6-0 y 6-1.

La gira de Rafa por Sudamérica comenzó en Lima junto a su compatriota David Ferrer y continuará en Argentina con una acción solidaria en La Rural que llevará a cabo hoy, antes de partir a Chile para jugar con Djokovic en Santiago, el miércoles. El jueves se medirá en el Orfeo de Córdoba ante Nalbandian, en lo que será el duelo entre David y Goliat.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...