Vientos de cambios habría en la próxima temporada en el fútbol argentino. La idea del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, es implementar de inmediato una restructuración profunda en el “Fútbol para Todos” y ya tendría el aval de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
La renovación que planea el funcionario chaqueño iría desde el estilo de las transmisiones de los partidos y el elenco de periodistas hasta el manejo de la partida millonaria destinada a la televisación.
En sus comienzos, todo lo concerniente al “Fútbol para Todos” estuvo en manos de Aníbal Fernández y luego pasó a la esfera del exjefe de Gabinete Abal Medina. Sin embargo, en los últimos tiempos, estos temas eran tratados entre Carlos Alberto Zannini y Julio Humberto Grondona, el mandamás del fútbol argentino.
Entre los funcionarios, el primero en ser observado por Capitanich es Pablo Paladino, quien manejó el “FPT” con Aníbal Fernández y siguió la relación con Medina.
Paladino pasó de ser un hombre de Aníbal a un fiel interlocutor de Abal, con quien el recambio ha sido lapidario: amén de sacarle a toda su gente de los diferentes casilleros, aún no tiene confirmado su arribo a Chile como embajador.
Pero Capitanich, un obsesivo de los detalles, quiere otro estilo. Entre los cambios para maquillar el FPT se analiza sacar de escena al periodista y relator Marcelo Araujo, responsable y cabeza visible de las transmisiones, cuya imagen, asociada al menemismo y al duhaldismo, genera rechazos entre el público futbolero.
Pero la escoba de Capitanich no se detendría allí. También pretende arrebatarle la bandera de la renovación en ese programa a Sergio Tomás Massa, quien en la campaña electoral criticó los gastos y el manejo del FPT. Así también podría cambiar el actual formato del programa, donde todo es publicidad de los actos de Gobierno.
Por otra parte, según el presupuesto presentado por el Gobierno nacional, se destinarán $1.410 millones para televisar el fútbol durante el año próximo. Este número implica un 17% más que este año. Vale remarcar, que desde el 2009, se desembolsaron $6.127 millones para la TV. Asimismo, este dinero abarca solamente los derechos de televisación, dejando afuera todos los costos logísticos, de transmisión, producción y los de propaganda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...