Tras el empate en Rosario, 1 a 1, ante Tiro Federal, Salvador Ragusa no se anduvo con vueltas y fue duro y sincero. Convocó a todos aquellos que tienen la posibilidad de ayudar al club desde otro lado (también desde lo económico).

Sin anestesia, el Profe dibujó un claro panorama de la realidad. "El equipo mejoró y la entrega de los jugadores fue total. Tendríamos que haberlo ganado porque fuimos superiores y creamos más situaciones. Pero hoy no estamos para pelear el ascenso, estamos para mantener la categoría".

Pero también ponderó la actuación ante Tiro Federal: "Fue el partido mejor jugado desde que asumí y eso es bueno. Jugamos la pelota al ras del piso, creamos situaciones, jugamos un gran primer tiempo y tendríamos que habernos ido al descanso con un gol más. En el segundo tiempo, un jugador nuestro tenía la marca y la dejó escapar (Yeimar Pastor, el autor del empate), pero sobre esa desatención hablaremos en la semana. Tiro no nos hirió. Nosotros tuvimos 4 o 5 situaciones clarísimas. La que se erró Zárate fue clarísima en el final, es un gran goleador que está bajoneado".

"Rescato la entrega del plantel, por la presión que vivieron en la semana. Tuvimos tres mano a mano. Pero está vivo Gimnasia. Hoy Gimnasia demostró que sabe a qué juega, está saliendo. Pero no critico lo de atrás (Víctor Riggio, el anterior DT), estamos ensamblando piezas", rescató a su equipo.

Pero a la hora de hablar de la realidad económica y deportiva del albo,fue crudo, directo y frontal Ragusa, en diálogo con El Tribuno: "Estamos para mantener la categoría, esa es la realidad deportiva y económica. Hoy estamos para eso, no le vamos a mentir a la gente. Hubo momentos de alegría, pero también hay que ponerle el pecho a los de tristeza. Si no fuese por estos muchachos (la subcomisión de fútbol), Gimnasia estaría peleando la Liga local. Ellos me dieron de nuevo vida en el fútbol de Salta cuando pasé muchos años afuera. Yo vine a apoyar en un momento difícil. Hay jugadores que pueden dar más y no me gustaría que se fueran. Hay mucho amor propio y jugadores de buen pie", expresó el entrenador rosarino, tras el partido y desde su ciudad natal.

Luego, el DT continuó con su descarnado discurso, lleno de sinceridad: "Tenemos que salir adelante, pero sin versos. Hay gente que viene poniendo plata de su bolsillo porque la situación económica es casi terminal. Ojalá que aquellos que se golpean el pecho por Gimnasia puedan arrimar, sin condiciones. Acá se hacen maravillas para armar los viajes. Pero no quiero que se vaya ningún jugador, lo pido yo y lo hablaré mañana con la dirigencia, aunque sé que las recaudaciones no son buenas y es fácil hablar de afuera. Pero ni los dirigentes quieren que se vayan jugadores. Me puedo equivocar en un cambio, pero amo a este club y quiero lo mejor para Gimnasia", concluyó Ragusa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...