Dividirse para mantenerse. Esa parece ser la fórmula que el Grupo Clarín utilizó en el plan de adecuación voluntaria a la ley de medios, que presentó ayer a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, el órgano encargado de aplicar la norma. Una copia de la propuesta fue enviada a la Corte Suprema, que hace una semana declaró constitucional los cuatro artículos que el multimedios venía objetando desde 2009.

El plan de adecuación voluntaria propone la división del holding en seis unidades empresariales independientes, que respetan los límites de licencias de medios audiovisuales impuestos por el artículo 45 de la ley 26.552. Los titulares de esos grupos “serán definidos a medida que avance el proceso de adecuación”, informó Clarín en un comunicado.

Sin embargo, se descuenta que quedarán en manos de los actuales socios del grupo: Herrera de Noble, Magnetto, Aranda y Pagliaro.

La propuesta cumpliría, en principio, con lo establecido en la ley de medios, algo que ayer reconoció incluso el presidente de la AFSCA, Martín Sabbatella.

La idea de dividir el grupo empresario en unidades más pequeñas e independientes, que a su vez pueden asociarse entre sí (algo que no está prohibido por la ley de medios), no llegó como una novedad al edificio de la AFSCA.

El grupo Vila-Manzano, que está en proceso de adecuación a la ley también ofreció una subdivisión de sus licencias en sociedades más chicas, cuya propiedad quedarían en manos de familiares y amigos.

Si el organismo que dirige Sabbatella aprueba la propuesta de Vila-

Manzano no debería tener objeciones, en principio, a la de Clarín. Claro que en este último caso queda en duda si seguirá siendo un grupo que cotice en las Bolsas de Buenos Aires y de Londres.

La posibilidad de asociarse entre las unidades abre otra opción: varias de ellas no llegan al tope que fija el artículo 45 y podrían solicitar nuevas licencias. Si esto sucede, el conglomerado de unidades llegaría a ser más grande que el actual Grupo Clarín (tendría más medios), aunque con varios propietarios obligados a consensuar los pasos que den en bloque.

Defensa del holding

Después de enviar a la AFSCA el plan de adecuación, el gerente de Comunicaciones Externas del Grupo Clarín, Martín Etchevers, sostuvo que el holding decidió presentar su plan, “tras el avance de facto e ilegal de la AFSCA sobre sus licencias”.

Mediante un comunicado, la empresa reclamó tener “los mismos plazos y condiciones que el resto de los grupos” de medios que se adecuaron a la medida, y acusó al Gobierno nacional de “quitarle escandalosamente al Grupo Clarín plazos que nunca empezaron a correr”.

“Nos hemos anticipado para prevenirnos de la amenaza directa de confiscación que teníamos de la AFSCA. En paralelo a la presentación vamos a seguir llevando adelante todas las acciones correspondientes en los tribunales nacionales e internacionales”, argumentó.

El martes de la semana pasada, la Corte Suprema de Justicia determinó que los artículos 41, 45, 48 y 161 de la ley de medios son constitucionales “porque es una facultad del Congreso, cuya conveniencia y oportunidad no es materia de análisis de los jueces”.

Dos días después del fallo, Sabbatella fue al edificio del Grupo Clarín en la calle Piedras al 1700, en el barrio porteño de Barracas, para notificarlo sobre el cronograma de “adecuación de oficio” a la ley de medios. Ayer Clarín le retrucó presentándole un plan voluntario.

Condiciones de la ley
Martín Sabbatella, titular de la AFSCA

Al menos un mes le llevará analizar a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual el plan de adecuación voluntario que ayer presentó el Grupo Clarín. El plazo de estudio previsto por las resoluciones del organismo son de hasta 120 días. Si el proyecto pasa esta primera evaluación técnica, es enviado al directorio de la AFSCA. Con el visto bueno del directorio comienza a correr un nuevo plazo, ahora de 180 días, para la ejecución de las transferencias de licencias que el holding hoy tiene en exceso. Las condiciones generales son: ninguna empresa puede tener más de 24 sistemas de cable, ni más de 10 licencias de TV o radio, o llegar a más del 35% del mercado. Tampoco se puede tener TV por aire y por cable en la misma zona geográfica.



El plan en clave
Héctor Magnetto - CEO del Grupo Clarín

Tal como presentó el plan de adecuación voluntaria, el Grupo Clarín buscaría conservar sus canales de televisión y de radio de mayor penetración y rating. Con esto apuntaría a preservar su influencia pública y a minimizar el desmembramiento de Cablevisión - Fibertel, principal fuente de sus recursos.

Al desmembrarse en seis unidades empresariales independientes, el Grupo Clarín podría dejar de cotizar en bolsa. Una alternativa es colocar las acciones negociables en uno de esos minigrupos.

Un condicionante para cada unidad es que, más allá de cumplir con la cantidad tope de licencias que fija el artículo 45 de la ley de medios, no pueden llegar a más del 35% de la población del país o de los abonados a la TV por cable.


 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...