Las aguas no se calman en materia de medios de comunicación. La comisión bicameral de Seguimiento de la Ley de Medios del Congreso ratificó ayer los representantes parlamentarios por el Frente para la Victoria, el radicalismo y el interbloque FAP en el directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y en Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (RTA), y disparó una polémica con el PRO y el massismo.

La tensión sobrevino cuando la Comisión aprobó la propuesta del FAP, por la tercera minoría, para designar a Gerardo Milman y a Marcelo Romeu en los respectivos organismos, con lo que desoyó el reclamo del PRO y del Frente Renovador (FR) que lidera Sergio Massa, los que se adjudican ese lugar después del FPV y la UCR.

El jefe del bloque de diputados del PRO, Federico Pinedo, consideró “lamentable el acuerdo entre los K y el FAP, Binner-Stolbizer, para designar director de ley de medios sin respetar el voto del 27 de octubre”.

“Vamos a exigir la representación en el AFSCA porque somos el tercer partido con más diputados de la Cámara”, afirmó por Twitter.

El diputado Oscar Martínez, vicepresidente del bloque del FR, dejó planteada su queja por el reconocimiento del FAP como tercera minoría, dado que -afirmó- a partir del 10 de diciembre la bancada de su fuerza será “la tercera en importancia en la Cámara Baja”.

La presidenta de la Comisión, la senadora jujeña Liliana Fellner (FPV) le respondió que la aspiración ahora era “imposible de ser cumplida”, y estimó que “en cuatro años será distinto”.

Cuando se inició la reunión, a la que no asistió ningún representante del FAP, Fellner explicó que, de acuerdo a los plazos que marca la reglamentación del artículo 14 de la ley de medios, los directores deben ser designados un mes antes de asumir el 10 de diciembre próximo.

A partir de ese momento empezarán a correr los 4 años de mandato de los integrantes del directorio de la AFSCA y de RTA.

Al término de la audiencia, Martínez sostuvo que la reunión había tenido como objetivo “privar al Frente Renovador de la posibilidad de tener representación en la AFSCA”.

La AFIP, una modalidad conocida

El fallo de la Corte Suprema pareció haber apaciguado al menos parcialmente el crudo enfrentamiento entre el Gobierno y Clarín, pero no otras prácticas que atentan directamente contra la libertad de expresión. En ese sentido hay que ubicar la “visita” de dos inspectores de la AFIP a la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú horas después de estar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en donde denunció acoso oficial contra la prensa “independiente”.

Más allá de la situación fiscal de la periodista, y si la intención era solo notificarla de un asunto impositivo, genera muchas dudas la modalidad del organismo que conduce Ricardo Echegaray, ya que a los contribuyentes se los notifica por carta.

No hay que olvidar que el director de cine Juan José Campanella había vivido una situación similar el año pasado tras expresar cuestionamientos contra el Gobierno, igual que un agente inmobiliario que había hablado del freno en la actividad a raíz del cepo cambiario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...