La eliminación a manos de Lanús en la Copa Sudamericana fue la gota que colmó el vaso en River. Ramón Díaz, el técnico más ganador en la historia de Núñez, aquel “mimado” e intocable al cual se le satisfacían todos sus caprichos, hoy ya no cuenta con el apoyo incondicional del hincha de River, que en gran parte lo insultó y abucheó en la “caldera” que se transformó el Monumental luego del 1-3 en contra ante el equipo de los mellizos Barros Schelotto. El riojano comienza a quedarse con menos “espalda” para capear el duro temporal que asoma en River tras un nuevo fracaso internacional, lo cual significó además cerrar un pobre 2013 que arrancó cargado de expectativas y que en el final tiene al millonario devastado, inmerso en una gran crisis institucional y con las manos vacías en lo futbolístico.

El futuro del DT riojano, que parecía asegurado hace un mes cuando el presidente Daniel Passarella lo ratificó en el cargo por dos años más, hoy es incierto tras otro fracaso. Y para colmo de males, hay avales legales como para que el contrato vigente se pueda rescindir. Lo cierto es que al entrenador le contrataron los jugadores que él quiso (ninguno rindió) y dilapidó los cuatro objetivos del año -clásico con Boca incluido-.

Habrá que ver si Ramón tendrá la suficiente espalda como para soportar este trance. Al parecer, de a poco se le comienza a “achicar”.

Se puede rescindir el contrato

El nuevo contrato que Ramón firmó por dos años bajo la aprobación de Passarella podrá rescindirse a partir de junio de 2014, sin tener que pagarle indemnización al hoy cuestionado entrenador. El vínculo tiene una cláusula especial, según confió una fuente de la dirigencia. Esto significa que las autoridades que estén a cargo del club después de las elecciones de diciembre tendrán la potestad de rescindir el contrato de manera unilateral sin tener que pagarle al riojano el año y medio que falta.

El contrato del DT aún no pasó por la CD ni fue aprobado, aunque quedan dos reuniones antes de las elecciones del 15 de diciembre, a las que Passarella decidió no presentarse. Si el nuevo gobierno decide despedirlo en enero o antes del 30 de junio, sí deberá abonarle los dos años.

  “Tengo mucho huevo”

Ramón Díaz, enojado por las críticas de la gente y de la prensa por sus decisiones, y tras declarar con un discurso ausente de autocrítica luego de perder con Lanús, se cruzó con los periodistas en la práctica realizada ayer por la tarde y les dejó una frase tajante. “No se olviden que soy riojano, soy de tierra de caudillos y tengo mucho huevo”, desafió el entrenador antes de ingresar al gimnasio del club. Su actitud denota el cambio de humor de un hombre acostumbrado a desdramatizar el fútbol, pero que ahora parece caminar por la cornisa.

El entrenador fue el último en retirarse del entrenamiento para evitar toparse con el cúmulo de periodistas que esperaban por su descargo, pero también para esquivar a los hinchas a los que aún les dura la bronca tras la derrota.

Tinelli también lo “liquidó”

Varios son los que ahora hacen “leña del árbol caído” tras la eliminación de River de la Copa Sudamericana. El vicepresidente de San Lorenzo de Almagro, Marcelo Tinelli, cargó ayer contra el DT Ramón Díaz. El Pelado, luego de eliminar al ciclón de la misma competencia, se había referido al “espíritu copero” de su equipo, por lo que el empresario le recordó al técnico millonario que “a veces a las palabras te las tenés que guardar. Ayer -por el miércoles- veía el partido de River y me acordaba de las declaraciones de Ramón, que después de eliminarnos, cuando fuimos ampliamente superiores, habló de espíritu copero. A esas palabras te las tenés que guardar porque tuviste suerte y pasaste”, manifestó Tinelli tras la práctica del plantel dirigido por Juan Antonio Pizzi.
Aquella vez Ramón había declarado que su equipo había pasado porque supo cómo jugar un partido de copa y, tras la caída en cuartos de final, el vice del club de Boedo aprovechó la oportunidad para cruzarlo.
“No quiero agredir a River, pero Lanús ganó bien, podría haberle hecho más goles y después de eso desapareció el espíritu copero”, agregó el empresario y conductor de TV.

“No estuvimos a la altura”

Luego de la dolorosa eliminación en la copa, uno de los pocos jugadores de River que rompió el silencio y se refirió al mal momento fue Leonardo Ponzio, quien manifestó: “No estuvimos a la altura de las circunstancias y quedamos en deuda con la gente. Es algo que nos duele a todos. No sé si tenemos que pedir perdón. Somos los jugadores los únicos responsables de lo que está sucediendo, porque nosotros interpretamos los pedidos del entrenador. En el fútbol argentino todos estamos al borde del abismo, aunque nosotros pusimos la cara, porque nadie robó nada”, tiró.


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...